Esta mañana iniciaron una serie de audiencias públicas en la Cámara de Diputados para analizar la reforma constitucional en materia de la Guardia Nacional, mismas que estarán integradas por diputados, senadores titulares de gobierno estatales y municipales, representantes de organismos e instituciones de derechos humanos, organizaciones y colectivos de la sociedad civil, académicos, especialistas, servidores públicos federales del ramo de la seguridad y las fuerzas armadas.

Las mesas de discusión abordarán temáticas como seguridad ciudadana en los estados, federalismo y la Guardia Nacional, estrategias municipales para la seguridad, derechos humanos, seguridad humana y la construcción de la paz.

Los encuentros entre legisladores, expertos en materia de seguridad y autoridades federales y locales, ocurre en un entorno de acusaciones por parte de organismos de la sociedad civil y académicos al considerar a esta iniciativa deficiente, misma que podría ser aprobada sin transitar por un análisis serio.

Seguridad Sin Guerra, un colectivo de 300 organizaciones y personas, ha señalado que la Guardia Nacional representa la continuidad en la estrategia de seguridad que fracaso en sexenios anteriores.

También puedes leer: Diputados discutirán y aprobarán la Guardia Nacional en enero

A través de un comunicado expuesto en redes sociales, este colectivo apunto que la reforma propuesta por Andrés Manuel López Obrador representa una modalidad más peligrosa que la Ley de Seguridad Interior al considerar que “el nuevo gobierno busca pasar del fraude a la constitución a la militarización desde la misma”.

Advierten que el dictamen que se votó en diciembre pasado por la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados ignoró por completo las recomendaciones de diversos especialistas incluidos los de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos en México.

En ese sentido, el organismo solicitó que las audiencias no resulten ser una simulación y permitan la participación de sus integrantes para cuestionar a los ponentes con el objetivo de incorporar inquietudes de la sociedad civil.

El dictamen establece que la Guardia Nacional estará integrada por elementos de las policías militar y naval, así como de la Policía Federal y convocará a civiles para la formación de nuevos elementos.

Este cuerpo de seguridad tendría una disciplina militar en lo relacionado a su organización, pero ne las funciones ligadas al contacto permanente con la ciudadanía se desempeñaría bajo medidas de autoridad civil.

La reforma también establece que las personas detenidas en el uso de las atribuciones que establece, no podrán ser trasladadas o resguardadas en instalaciones militares y todos los elementos de este grupo deberán recibir formación en derechos humanos, capacitación y adiestramiento en labores policiales, así como en el manejo de un protocolo para la intervención y el uso de la fuerza.

Se abren las puertas para tratar temas de Guardia Nacional y Fiscal General

 

Siguientes artículos

Arranca diseño de una nueva política exterior: Ebrard
Por

El canciller reiteró que la política exterior del país se enfocará en el principio de no intervención, que no será una a...