Por Aaron Tilley

En los últimos años, ha habido una serie de esfuerzos para unir el fragmentado mundo del hogar inteligente. Jugadores importantes en el sector tecnológico, como Nest de Alphabet, Apple, Samsung y Amazon han probado en ese campo con diversos grados de éxito, pero IFTTT, una startup con sede en San Francisco, fundada en 2010, ha sido un héroe anónimo aquí.

IFTTT –abreviatura de If This Then Then That o “Si esto entonces aquello”– hace el complicado y tedioso trabajo de vincular servicios de Internet (como Facebook e Instagram, por ejemplo) y el hardware conectado a Internet (como el termostato Nest o las lámparas de LIFX). Los usuarios crean sus propias “recetas” para combinar las funciones. Por ejemplo, enviar un correo electrónico cuando las acciones de Facebook suban de 150 dólares, respaldar en DropBox las imágenes publicadas en Instagram o enviar un tweet cada vez que se abre la puerta del garaje (quizá no sea la receta más útil). Los usuarios de IFTT han creado 40 millones de esas recetas hasta la fecha.

Hace unos días, la empresa con sede en San Francisco anunció que ahora los desarrolladores podrán integrar esas recetas directamente en sus aplicaciones. Esto podría mejorar significativamente el alcance de IFTTT. Antes, los usuarios tenían que ir a la app de IFTTT y el proceso era bastante limitado para los usuarios con más conocimientos técnicos. IFTTT y sus socios también tenían que pasar por el complicado proceso de informar a la gente por qué podría interesarles conectar las lámparas de su casa a su calendario de Google.

PUBLICIDAD

“Comenzamos con la visión que las personas tendrían cada vez más servicios, cuentas y dispositivos conectados, más cosas conectadas a internet que usarían de forma regular”, dijo Linden Tibbets, cofundador y CEO de IFTTT, en entrevista. “Cada servicio representa silos individuales que tiene sus propias capacidades y su propia información sobre el usuario, pero esos silos deben comenzar a trabajar juntos.”

Los primeros socios para esta integración de aplicaciones directas están en el área del internet de las cosas y el hogar inteligente, entre ellas las cámaras Ring y Skybell, el monitor de aire para interiores Footbot, el “wearable” para autos Atutomatic y el controlador de puertas para garaje Garageio. Otros nuevos socios incluyen la app de banca Qapital y la app de mensajería de voz Roger.

Dentro de estas apps asociadas ahora estará la opción de conectarse a otros servicios a través de IFTTT. En la aplicación Garageio, por ejemplo, los usuarios podrán sincronizar un servicio meteorológico de terceros, para que cuando llueva, la puerta del garaje se cierre. La app también permitirá a los usuarios cargar todos los datos de la actividad de la puerta del garaje a una hoja de cálculo.

Zachary Dziczkowski, cofundador y CEO de Garageio, dijo que más de 50% de los los usuarios de Garageio ya usan IFTTT con el dispositivo incluso sin la integración de aplicaciones directas. Para hacerlo, los usuarios tenían que saltar entre apps o ir a la página web de IFTTT para integrar los servicios. Ahora que IFTTT está dentro de la aplicación, la experiencia será más amigable, dijo Dziczkowski.

Además de su alianza con IFTTT, Garageio se ha integrado con otras plataformas para el hogar inteligente. La startup con sede en Columbus, Ohio, ha recibido capital del Alexa Fund de Amazon, un brazo de inversión diseñado para promover el desarrollo de integraciones con su bocina inteligente de Amazon, Echo, el que se ha vuelto cada vez más popular para el control de dispositivos inteligentes en el hogar.

Pero Garageio aún tiene que integrarse con cualquiera de las dos plataformas domésticas inteligentes más populares: “Works with Nest” de Nest y el HomeKit de Apple. Dziczkowski explica que la empresa no cuenta ni con el tiempo ni con los recursos para integrarse con todos esos diferentes ecosistemas. Algunas integraciones pueden requerir mucho trabajo de ingeniería. Apple, por ejemplo, exige que los dispositivos de domótica cuenten con un chip especial de autenticación y realiza extensas pruebas de usabilidad. Reconfigurar una línea de fabricación para dar cabida a las demandas de Apple puede representar un costo enorme, especialmente para una empresa pequeña.

“Como una compañía de hardware, siempre buscamos la unificación de la interacción con otros productos inteligentes”, dijo Dziczkowski. “Las cosas han evolucionado mucho en los últimos cuatro años. Pasamos de sólo tener un sitio web, a un sitio web y aplicación móvil, a una integración con IFTTT. Es un ciclo sin fin de nuestro lado.”

 

Siguientes artículos

bmv-bolsa
BMV gana 0.28% por avance en los precios del petróleo
Por

En sus primeras operaciones, el Índice de Precios y Cotizaciones reportó una ganancia de 133.77 puntos respecto a su cie...