Durante las fiestas decembrinas, los perros son los que suelen sufrir y ponerse nerviosos por el sonido de los fuegos artificiales, por lo cual la automotriz Ford desarrolló una casa para los caninos que cancela el ruido mediante una tecnología similar a la que se usa para los automóviles y los audífonos.

Dicho prototipo se creó en Europa y consiste en un sistema de audio integrado que emite frecuencias sonoras opuestas a las que se crean por los fuegos artificiales, lo que anula el ruido en su mayoría, explicó la compañía.

Hasta ahora se trata sólo de un concepto que forma parte de una serie de iniciativas de Ford bajo el nombre de Interventions, con el objetivo de usar los conocimientos que se aplican en la industria automotriz en actividades diarias.

“Se calcula que el 45% de los perros en el Reino Unido se asustan cuando escuchan fuegos artificiales, lo que también causa angustia a los propietarios y a sus familias. Si bien, en México no hay cifras específicas, los veterinarios aseguran que los oídos de los perros son muy sensibles y que el ruido de los fuegos pirotécnicos puede dañar células sensoriales que no se regeneran, creando pánico y ansiedad en las mascotas”, informó la compañía estadounidense.

 

Siguientes artículos

AMLO pretende que Hydro-Québec modernice 60 centrales hidroeléctricas
Por

El mandatario mexicano dijo que las centrales hidroeléctricas están subutilizadas como ocurre con las refinerías mexican...