La firma italiana Café Barbera, la marca más antigua en su rubro a nivel global, busca hacerse de una partida del mercado de cafeterías en México, donde prevén la apertura de entre 35 y 50 unidades en los próximos cinco años.

El producto ya se vende en línea a nivel nacional, sin embargo, la empresa espera abrir sucursales en el país, donde invertirá cerca de tres millones de pesos (mdp) en cada una, dependiendo del tamaño y ubicación, comentó Xavier Iturbide, CEO de Café Barbera México.

A inicios de diciembre de 2016, la empresa inaugurará su primera sucursal en Jalisco, para llegar a la Ciudad de México a mediados del próximo año y después abrir en Monterrey, Puebla y Querétaro.

En una segunda fase, la empresa espera llevar la marca a algunos restaurantes y más adelante está abierta la posibilidad de entrar a autoservicios y tiendas.

PUBLICIDAD

Una cafetería grande, de aproximadamente 220 metros cuadrados, tendrá entre 12 y 14 trabajadores.

En una segunda etapa, la empresa busca abrir kioscos y tiendas más pequeñas para colocarlas en oficinas, hoteles y universidades, donde podrían emplear a entre cuatro y seis personas.

México es el tercer país al que llega la marca en el continente americano, después de Brasil y Estados Unidos, explicó el directivo.

Te puede interesar: Tierra Garat, la cadena mexicana que quiere competir con Starbucks

“Yo creo que el mercado mexicano es muy grande y está creciendo mucho. Es un país donde el consumo per cápita es el que crece más rápido en Latinoamérica, con alrededor de un 6% anual. El consumo de café es bajo en comparación con otros países como Colombia y Brasil, de menos de dos kilos por persona al año, por lo que el potencial es muy grande”, dijo.

Según datos de Euromonitor, el mercado de cafeterías especializadas tiene un valor de más de 11,000 mdp, donde entre los jugadores más importantes están Starbucks, Cielito Querido Café y Juan Valdez.

Al cierre de 2015 había cerca de 1,900 cafeterías de grandes cadenas, a lo cual se debe sumar las firmas independientes.

“La competencia no nos asusta porque estamos ofreciendo un concepto diferente a lo que ya existe, que es la cultura y la forma de tomar café al estilo italiano”, afirmó Iturbide.

Barbera nació en Messina, Sicilia, en 1870. A la fecha la marca es manejada por la familia, que comenzó la expansión internacional en 2004, con una sucursal en Dubái y ahora ya hay franquicias en 16 países, además de que el producto se vende en 55 puntos a nivel global.

 

Siguientes artículos

Pornhub está interesado en adquirir a Vine
Por

Corey Price, vicepresidente del sitio para adultos, envió una carta a Jack Dorsey, en la que expone los motivos por los...