cintillo-seleccion-forbes

Este texto se publicó originalmente el 21 de noviembre de 2016. 

La empresa japonesa Nissin Foods quiere que los mexicanos coman más sopa instantánea a través del lanzamiento de sus nuevos productos, lo que llevaría a la firma a una posible expansión de su planta localizada en el Estado de México.

En un mercado donde el competidor principal es la también marca japonesa Maruchan, la empresa Nissin Foods en México, que ostenta el segundo lugar en el país, busca aumentar su participación de mercado de 13% a más del 20% al 2020, dijo Takayuki Murase, subdirector de Mercadotecnia de México y Centroamérica de la compañía.

PUBLICIDAD

Para lo que resta del año, la empresa espera lanzar su producto Cup Noodles Gourmet en el mercado mexicano, con lo cual aumentarán su portafolio en el país.

“El objetivo es ubicarnos en la preferencia de los clientes adultos jóvenes y con ello creceremos mucho más”, comentó el directivo de la compañía que cuenta con más de 19 filiales alrededor del mundo.

La compañía se fundó en 1948 y cuenta con presencia en más de 80 países, donde tiene alrededor de 7,500 empleados. Sin embargo, fue hasta el 2005 que entró al territorio mexicano.

Te recomendamos: Bimbo se alista para abrir una nueva planta en Argentina

“En México somos dos compañías grandes (en el mercado) y en este momento estamos en segundo lugar. Nuestra intención no es quitar participación a otras compañías. Lo que buscamos es creer con nuevas demandas  y con eso ganar participación”, agregó Takayuki Murase.

El mercado nacional consume aproximadamente 800 millones de piezas de Nissin Foods, con lo cual la firma tiene una participación de 13%, sin embargo, en Japón el consumo es de 5,000 millones de piezas. Por ello, el directivo señaló que todavía hay oportunidad de crecer en el país.

Sin dar mayores detalles de inversión, Murase explicó que ante el crecimiento que esperan en México, se prevé la ampliación de líneas de producción de la fábrica que tienen en el país en el mediano o corto plazo.

“Si es necesario estaríamos pensando en la ampliación de la planta también. En este momento sería muy probable que ampliemos la planta sin tener que esperar al 2020”, afirmó.

El complejo localizado en el Estado de México sirve para abastecer al territorio nacional y también para exportación a Centroamérica, región en la que la compañía busca alcanzar un 50% del mercado en cuatro años más.

A su vez, la empresa posee un laboratorio para investigación y desarrollo, para productos dirigidos al público mexicano.

Respecto a los impuestos para los alimentos con alto contenido calórico, Murase señaló que las sopas de Nissin Foods no pagan dicho gravamen, lo que significa que éstas no son consideradas productos “chatarra”.

“Nuestro producto no grava el famoso Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), lo que quiere decir que no es un producto de la categoría de alimentos ‘chatarra’. Cada vaso de sopa instantánea contiene 300 kilocalorías, que no es algo demasiado alto”, indicó.

También te puede interesar: Tierra Garat, la cadena mexicana que quiere competir con Starbucks

“La población japonesa es casi igual que la mexicana, pero allá no existe ese problema de obesidad. Todo tiene que ver con la combinación de hábitos sanos con el alimento Queremos ofrecer un alimento de mejor calidad a toda la gente del mundo”, agregó.

 

Siguientes artículos

carl-icahn
Carl Icahn asesorará a Trump en los asuntos regulatorios
Por

"No es solo un negociador brillante, sino también alguien con una capacidad innata para predecir el futuro, especialment...