Además de estandarizar a nivel internacional las medidas de los papeles DIN-A3 o los nombres de las lenguas, existe una norma ISO para combatir la corrupción. Se trata del Estándar Internacional 37001, se llama “Sistemas de manejo antisobornos” y ha demostrado resultados positivos, según la empresa de inspección, verificación, análisis y certificación, SGS México.

La ISO 37001 establece los requerimientos y proporciona orientación para implementar, mantener y mejorar las medidas y protocolos antisoborno en una organización pública o privada, con o sin ánimo de lucro, sin importar su tamaño.

El objetivo es ayudar a la entidad a prevenir, detectar y responder a casos de cohecho que se produzcan en su seno, así como ser un soporte para cumplir con la legalidad.

La norma de estandarización internacional 37001 existe en un marco en el que la corrupción parasita a gobiernos y empresas de todos tamaños a nivel mundial y, de acuerdo con cifras del Banco Mundial, genera pérdidas anuales por más un billón de dólares.

PUBLICIDAD

Desde SGS México destacan la oportunidad de implementar esta regulación en un país que ocupa el puesto 135 sobre un total de 180 en el Índice de Percepción de la Corrupción 2017, publicado por Transparencia Internacional.

Sin embargo, como su nombre indica, esta ISO no regula la prevención y manejo de otras actividades corruptas, como el fraude, los cárteles o lavado de dinero.

El gerente de Certificación y Mejora del Negocio en SGS México, Jorge Zamora Rubalcava, explica que el costo de esta certificación varía dependiendo del número de personas que trabajan en la organización, así como el número de sitios y/o sucursales con las que se cuente.

Este estándar internacional puede integrarse a cualquier esquema existente en la entidad de la misma forma como se integra cualquier otra certificación de seguridad (calidad, informática, ambiental o de salud).

SGS México afirma que se tarda entre 6 y 9 meses en implementarla y la certificación debe ser renovada cada 3 años, como marcan los estándares ISO.

Además, el cumplimiento de lo previsto en la norma es certificado por terceros, tal y como sucede con otras certificaciones a nivel internacional.

La ISO 37001 funciona como una garantía legal, pues en caso de que se demuestren problemas de soborno dentro de la organización, sirven como evidencia de que la empresa o el gobierno tomó medidas razonables para prevenir este tipo de incidentes.

También puedes leer: México requiere ayuda internacional para combatir corrupción: reporte

 

Siguientes artículos

#EngagePrague2018 | El contenido es la nueva moneda digital: Socialbakers
Por

En el marco de su décimo aniversario, la empresa de análisis de datos en redes sociales anunció las nuevas funciones int...