Por Oscar González 

Al bajar de las montañas del Tíbet, Andrés Calderón decidió crear Dynamo, que, a la postre, se convertiría en una de las casas productoras más importantes de Latinoamérica, la cual, en este 2017, está en proceso de consolidar su internacionalización.

El fundador de la empresa trabajó durante 10 años en la banca de inversión. La experiencia adquirida en el sector financiero lo llevó, junto con sus socios, Diego Ramírez y Cristian Conti, a dedicarse al cine y a contar historias por cualquier medio audiovisual.

PUBLICIDAD

Cinéfilo desde que tiene memoria, Calderón dice que su gusto por “la pantalla grande” fue la principal motivación para fundar Dynamo, en el año 2003.

“Con el bagaje que teníamos mis socios y yo en banca de inversión y en consultoría, hicimos la primera película. Esos conocimientos nos ayudaron bastante, pero vimos que el desgaste era mucho, y todo fue muy difícil como para hacer sólo una película. Montamos un fondo de capital privado jalando recursos de fondos de pensiones… y así arrancamos”, recuerda Calderón.

Puedes leer:  Las series y películas de Netflix que definieron el año

La primera película se tituló Satanás, y es del año 2006. Ahí trabajó el actor mexicano Damián Alcázar, en una coproducción colombiano–mexicana. En sus 11 años de vida, Dynamo ha concretado 60 proyectos, como Los 33, con Antonio Banderas, American Made, con Tom Cruise, o La cara oculta, coproducida con Fox.

Pero, sin duda, el éxito que consolidó a la empresa fue la serie Narcos, transmitida por Netflix, que tiene una audiencia promedio de 3.2 millones de espectadores por capítulo, según un estudio difundido en 2016, elaborado por la medidora de ratings Symphony.

Su más reciente producción, titulada El Chapo, se está transmitiendo por Netflix y Univisón, es rodada en Colombia y México y se espera que rompa el récord de audiencia impuesto por Narcos.

Calderón explica que el negocio ahora tiene varias “patas” sobre las que se sostiene: desarrolla guiones para cine, televisión y cualquier plataforma web; lleva a cabo producción cinematográfica propia o maquilada, y realiza estructuración financiera para levantar recursos.

Incluso, la productora tiene una hermana, que se llama Dynamo Capital, que gestiona recursos a fondos de capital privado, hace wealth management (servicios financieros) y se ha convertido en su brazo financiero.

 

Siguientes artículos

Países dependientes de materias primas con riesgo de no lograr desarrollo sostenible
Por

Se prevé que los precios por estas manufacturas tendrán un pequeño crecimiento hasta el 2030 por lo que la FAO pide a es...