SAN FRANCISCO. La apuesta más alta de Google en este momento está en la nube, en el equipo de ingenieros detrás de ella y en los centros de datos repartidos por todo el mundo que la sustentan. Así lo dejó claro la compañía en la apertura de Next 18, el evento más grande en su historia.

Ha sido un camino largo: “durante 20 años hemos estado alimentando la nube en Google, invertido en centros de datos, cables de fibra óptica debajo del mar, en talento y herramientas de aprendizaje automático e inteligencia artificial”, dijo Diane Greene, CEO de Google Cloud sobre el escenario del Moscone Center en esta ciudad, frente a un auditorio abarrotado por 20,000 asistentes.

“Nuestro negocio es la información, y ésta es también el combustible de los negocios, hoy queremos ayudarles a supercargarla”, añadió la directiva.

Contrario a lo que podría pensarse, la compañía cofundada por Sergey Brin y Larry Page aún está cuarto sitio en lo que a cómputo en la nube se refiere, detrás de Microsoft e IBM, y muy lejos del líder indiscutible de la industria, Amazon. Greene quiere cambiar eso.

En muchos sentidos, Next 18 es un evento clave para Google y la consolidación de Greene, quien asumió la dirección del negocio de cloud en 2015. Sundar Pichai, CEO de Google, hizo una breve aparición en el escenario para mostrar su apoyo a la iniciativa sin eclipsar el rol de la ejecutiva, recordando que la misión de la empresa es “organizar la información del mundo y hacerla accesible para todo el mundo”, por lo que han creado “plataformas y las abrimos al mundo para acelerar la adopción de la tecnología”.

Las nuevas herramientas buscan ayudar a las empresas de todos tamaños, pero especialmente a las pequeñas y medianas, a aprovechar los productos de la empresa, en particular los basados en inteligencia artificial y machine learning. Además de todo el trabajo que hacen los ingenieros en el backend, aceitando la maquinaria para hacerla invisible para los usuarios, el equipo de desarrollo con interfaces simples que pueden ser configuradas sin necesidad de tener conocimientos profundos sobre programación.

A lo largo de esta semana, la conversación de Next 18 girará en torno a Google Cloud Platform (GCP), particularmente en inteligencia artificial y colaboración:

Inteligencia Artificial

“La inteligencia artificial es clave para la reinvención de los negocios, y hoy estamos incorporando ese poder en todo lo que hacen, ya no necesitan tener un experto para aprovecharla”, dijo Greene.

Uno de los ejemplos de Conseguir la atención a clientes óptima siempre ha sido un dolor de cabeza para los negocios, con herramientas como Contact Center AI y Dialogflow Enterprise Edition, es posible desarrollar agentes virtuales basados en inteligencia artificial para el centro de contacto, los que además pueden combinarse con otras herramientas de apoyo y análisis que pueden ser usadas por agentes humanos.

Así, es probable que en un futuro cercano, cuando hables centro de atención, sea una máquina quien tenga una conversación contigo sin que te des cuenta. Las ventajas para las empresas son obvias: menores costos, un mayor nivel de atención y la posibilidad de dar servicio a sus clientes las 24 horas los 7 días de la semana.

Colaboración

G Suite, el paquete de aplicaciones en la nube para organizaciones que incluye correo electrónico, documentos compartido y calendario, ya tienen 1,400 millones de usuarios, y ahora se volverá más segura e inteligente con respuestas automatizadas y redacción inteligente.

Prabhakar Raghavan, vicepresidente de G Suite, anunció el lanzamiento de Smart Reply y Smart Compose, funciones incorporadas dentro de las herramientas de chat y correo electrónico de Google, que aprenden de los hábitos y estilos de los usuarios para hacer predicciones de texto en tiempo real, ahorrando tiempo y esfuerzo.

Raghavan además presentó Data Regions, una función que permite a los usuarios elegir en dónde quieren que sus datos sean almacenados, una medida que busca cumplir con la regulación cada vez más exigente de la Unión Europea en la materia.

Diane Greene, CEO de Cloud AI

 

Una nueva fuente de ingresos

Al final, lo que busca la compañía es acelerar el crecimiento de un negocio que forma parte del núcleo de servicios que conforman la parte más importante de sus ingresos.

Hoy, hay más de 14,000 usuarios que pagan por servicios de Cloud AI y más de 18,000 empresas utilizan Cloud AutoML, la función de aprendizaje automático, que incluye traducción instantánea, reconocimiento de lenguaje natural y también reconocimiento visual, pero, quizá más importante, permite a los usuarios “con conocimientos limitados en este tipo de tecnología desarrollar aplicaciones personalizadas de alta calidad, contribuyendo a aumentar sus niveles de productividad y promoviendo capacidades en nuevos campos como la inteligencia artificial”, dijo Fei-Fei Li, la científica en jefe de Cloud AI.

El lunes, Google reportó ingresos por 32,660 millones de dólares en el segundo trimestre, superando las expectativas de los analistas. Esos resultados impulsaron las acciones de la empresa más de 3% en la sesión.

 

Siguientes artículos

cemex
Cemex abrirá la cartera para invertir en concreto inteligente
Por

Cemex Ventures decidió invertir en una startup que ofrece soluciones para un amplio rango de retos en la construcción.