Por Natalí Faxas

Menos de 15,000 viviendas construyen al año el gobierno dominicano y el sector privado, de acuerdo con estimaciones de la Asociación Dominicana de Constructores y Promotores de la Vivienda (Acoprovi), lo cual no alcanza para abatir el déficit habitacional que ronda el 51%, según el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo.

El actual gobierno (2016-2020) ha prometido la construcción de 62,181 nuevas viviendas a través de fideicomisos con el sector privado. Esta alianza público-privada, que ha fomentado la edificación de casas de bajo costo a cargo de los constructores, es el de mayor incentivo destinado a estos empresarios, dice María Susi Gatón, presidenta de Acoprovi.

Las demás facilidades (como bono vivienda y bono tierra) las recibe el adquiriente, agrega:  “Tendríamos que producir casi 100,000 viviendas por año, en la próxima década, para reducir el déficit habitacional de manera significativa”, manifiesta Gatón.

PUBLICIDAD

El déficit cuantitativo se estima en 900,000 casas, de acuerdo a estimaciones de Acoprovi; en tanto datos del gobierno señalan la falta de 327,996 nuevas viviendas y 1,041,215 casas por mejorar.

Puedes leer:  Crédito al sector privado aumenta 5.4% en Panamá

El sector construcción es uno de los de mayor impacto en la economía dominicana. Este año, ha sido el de más crecimiento al reportar 10%. Parte de ese impulso se debe a la ejecución de proyectos de viviendas de bajo costo, un propósito insignia del actual gobierno para reducir la carencia habitacional.

El sector privado desarrolló 6,262 proyectos en los primeros seis meses de 2018, de los cuales 4,622 eran apartamentos y 1,402 viviendas. La inversión para la construcción de ese número de viviendas es de 1,126 millones de dólares.

Ciudad Juan Bosch es el proyecto modelo de vivienda gubernamental de bajo costo, en el que se pretende construir 25,000 viviendas de aquí a 2020. Hasta hoy, a dos años de fijar esa meta, sólo se han edificado 3,000 apartamentos, una parte de estos ya ocupada por 1,200 familias. En construcción están 3,000 más.

En Ciudad Juan Bosch el costo promedio por apartamento es de 29,997 dólares, que bancos financian a una tasa menor al 10%.

Tomando como base ese precio, el adquiriente pagaría apróximadamente una cuota de 220 dólares mensuales. Para ello, la familia deberá tener un ingreso promedio de 722 dólares por mes, si se lleva de la regla de los expertos financieros, de no destinar más de un 30% de los ingresos del hogar al pago de una hipoteca. Pero en República Dominicana, el 70% de los cotizantes en la seguridad social, no gana más de 401 dólares y el salario mínimo nacional sólo ronda 237 dólares mensuales.

“Lo único que los ciudadanos podemos hacer es ahorrar para amortizar el avance [enganche, depósito] inicial y generar un ingreso importante para vivir en una vivienda que pagues en alquiler, y a la vez generar un ahorro para cubrir ese avance”, dice Gatón.

Para la presidenta de Acoprovi, esta condición pudiera reducirse significativamente si se continúa con proyectos de vivienda de bajo costo y se intervienen edificaciones con potencial de ser renovadas.

 

Siguientes artículos

Las pruebas de que Centroamérica es un semillero de talento
Por

La patente de una molécula de microARN, prótesis impresas en 3D o estudios relacionados con las misiones espaciales son...