Esta telefónica quiere vencer a Telcel de Slim tratándote bien

"Yo voy a ser tu asistente telefónica" (Foto: Reuters).

Desde el último día de septiembre la telefonía móvil en México cuenta con un nuevo jugador. Se trata de Simplii, un operador móvil virtual (OMV) que pretende hacer de la atención al cliente una de sus piedras angulares, ya que ésta es una de las principales molestias de los usuarios mexicanos con las grandes telefónicas.

La empresa, formada y dirigida por Kristian Kuhn, tiene sus metas claras: posicionarse como una oferta diferente a la que existe actualmente en el mercado de telefonía móvil, y combatir desde su trinchera el monopolio aún existente de parte de Telcel, propiedad del magnate Carlos Slim.

“Observamos en el mercado mexicano un monopolio que representa una pesadilla para los usuarios, además de que cuando existe esta condición no hay necesidad de impulsar la calidad de la oferta. Lo que se vive es que los precios no son los mejores, falta la innovación y la atención al cliente. Si nos basamos en lo que dicen los clientes de Telcel, los planes son confusos y la atención es pésima. Por eso creamos Simplii”, menciona el CEO de esta OMV.

De las 989 inconformidades que presentaron usuarios de telefonía móvil entre enero y marzo de este año, Telcel fue objeto de 300 quejas –AT&T de 382 y Movistar de 236–, de acuerdo con cifras del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Para Kuhn, el éxito o fracaso de una empresa se distingue por su servicio al cliente. Al respecto, la nueva telefónica promete brindar una atención de primera y para ello echará mano de varias formas de contacto para que el cliente se comunique con su equipo de soporte, como un chat de Whatsapp o a través de Facebook Messenger, además de una línea telefónica, para facilitar la vida a los usuarios y evitar las largas llamadas o las filas de un centro de atención para resolver dudas o problemas.

 

Va por usuarios pospagos

Simplii es un operador móvil virtual y por tanto su modelo se basa en la operación bajo la infraestructura de alguna gran operadora, en su caso se trata de Telefónica Movistar. En términos sencillos, este tipo de empresas compran el servicio en mayoreo y lo revenden en el mercado, lo que incrementa la oferta de opciones.

Bajo ese entendido, la empresa dirigida por Kuhn, quien cuenta con más de 16 años de experiencia en el sector de telecomunicaciones nacional e internacional, buscará hacerse un espacio en la oferta de planes pospagos, centrando su atención en los datos móviles, que son los que más demandan actualmente los usuarios.

“Todo el mundo necesita datos, por eso tenemos que ofrecerlos en mayor cantidad y mejor precio. El futuro son los datos y eso es en lo que estamos pensando”, señala el CEO de Simplli, quien ha trabajo en firmas trasnacionales como Nokia, de la cual tomó la base para generar un esquema escandinavo.

Kuhn explica que el concepto OMV nació hace casi 20 años en Dinamarca, su país de origen, en un mercado con características similares al mexicano, pero que actualmente representa 30% del negocio de la telefonía, con los precios más baratos a nivel mundial.

Así, de inicio Simplli ofrece tres tipos de planes, todos con minutos, SMS y Whatsapp ilimitado, diferenciándose en el tamaño del paquete de datos: 3 GB por 349 pesos mensuales; 10 GB por 499 pesos; y 15 GB por 799 pesos.

Estos tienen una vigencia de 30 días y el plan se renovará automáticamente, y para lo cual es necesario contar con tarjeta de débito o crédito. Además, señala que no hay plazos forzosos de ningún tipo, por lo que el usuario puede cambiar o dejar en cualquier momento puedes el servicio contratado.

Por el momento, Simplii sólo  funciona en México, aunque se mantiene en negociaciones con Telefónica para extender el servicio a todo el mundo, y se incluya el servicio de llamadas y mensajes en los planes a Estados Unidos y Canadá.

Dado que opera bajo la red de Telefónica, contará con la misma cobertura con la que hoy cuentan Movistar, Virgin Mobile, Weex y otros OMVs que también emplean los servicios provistos por la infraestructura del operador español. Además, por idénticas circunstancias, contará con red 4G.

 

Un mercado reducido

El lanzamiento de Simplii estaba contemplado después de la primera quincena de septiembre; sin embargo, el sismo del 19 de septiembre le modificó la agenda, ya que sus oficinas se encuentran en uno de los puntos más dañados de la Ciudad de México.

A pesar de ese retraso, se sumó oficialmente a la canasta de los jugadores que se disputan el 1% de los 111.7 millones de líneas móviles activas que están registradas con OMVs, es decir, alrededor de 1.2 millones, según cifras oficiales al cierre de 2016.

Entre las empresas que ya están en esta cancha de juego se encuentran Virgin Mobile, Weex, Qbo Cel, Flash Mobile, Maz Tiempo, Megatel, Cierto y Maxcom, entre otras, que apenas representan el 0.3% del total. Esto mientras que en la región países como Chile o Colombia han logrado una penetración de 7.0% y 5.0%, respectivamente, según datos de The Competitive Intelligence Unit (The CIU).

Para Kuhn, la baja penetración de los OMVs en el mercado mexicano se debe a la falta de valor agregado, y por esto, para diferenciarse de su competencia directa y las grandes de telefonía móvil, Simplii apunta su estrategia hacia el servicio, calidad y precio, pero principalmente hacia la atención al cliente, y será cuestión de tiempo para saber si se gana una posición en este segmento.