A pesar de los restrasos por problemas de infraestructura, funcionarios dijeron que las obras se encuentran terminadas en un 97%; se espera que la entrega oficial del recinto se realice alrededor del 15 de abril.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

SAO PAULO – El estadio de Sao Paulo, que será la sede del partido inaugural del Mundial de Brasil en junio, está casi listo, dijeron funcionarios, pese a que no se retomaron los trabajos en el techo que colapsó en noviembre dejando dos trabajadores muertos.

“El estadio está listo en un 97% “, dijo Andres Sánchez, ex presidente del Corinthians que supervisa la construcción del Arena Corinthians.

“Tenemos algunas cosas pendientes por el accidente, pero hemos recibido la autorización y para fin de mes van a quitar la parte dañada. Vamos a entregar el estado alrededor del 15 de abril”, destacó.

La FIFA dijo el lunes que estaba encantada con el progreso, pero el secretario general Jerome Valcke remarcó que el estadio debía estar listo desde el mes pasado.

“Estamos muy contentos con lo que vimos hoy”, sostuvo Valcke. “Se ha hecho mucho trabajo, pero quedan muchas cosas por hacer en el lugar del accidente. Confiamos en que todo está encaminado”.

El estadio en las afueras de Sao Paulo es uno de los más caros de las 12 sedes donde habrá partidos mundialistas.

Dos trabajadores murieron en noviembre cuando una parte del techo se desplomó, por lo que la fecha de entrega se retrasó cuatro meses.

La estructura, de 420 toneladas de peso, sigue donde se cayó, a un costado de una de las gradas.

Al ser consultado sobre cómo podía haber un avance de obra del 97% cuando una parte del techo sigue dañada, el jefe de ingenieros del estadio dijo a Reuters que el área afectada era relativamente menor.

“Es una porción pequeña”, dijo Federico Barbosa. “Todo el resto está casi listo”.

El retraso en el estadio que será sede del partido inaugural el 12 de junio entre Brasil y Croacia es uno de los temas que afectan los preparativos para la Copa del Mundo.

Ninguno de los seis estadios que debían estar listos para diciembre fueron finalizados a tiempo. Otros seis fueron completados el año pasado y usados en la Copa Confederaciones.

Varios proyectos de transporte público fueron abandonados o recortados y hay preocupación respecto a que nuevas terminales en algunos aeropuertos no estarán listas para el torneo.

 

 

Siguientes artículos

La gastronomía del mundo sucede en la calle
Por

    El año empieza a cocinarse bien, en unos días se presentarán en Madrid las tendencias y técnicas culinaria...