La calificadora recomendó a los estados y municipios del país a que respalden sus créditos con instituciones financieras a través de sus ingresos propios.

 

 

Los estados y municipios de México respaldan la mayoría de sus préstamos con instituciones financieras mediante las participaciones federales, pero también deberían apoyarse en sus ingresos propios para obtener más financiamiento y transparentar su administración financiera, indicó Fitch Ratings.

PUBLICIDAD

La calificadora ve “de manera muy positiva las estructuras de financiamiento que utilicen fuentes de pago alternativas, como los ingresos locales. Estos últimos, no han sido explorados suficientemente ni utilizados con frecuencia para financiar inversión pública productiva”, explicó en un reporte.

Puntualizó que algunos de los beneficios de utilizar fuentes de ingresos propios para pagar la deuda son los incentivos que se generan para fortalecer el sistema fiscal del estado o municipio.

La calificadora diferenció la recaudación propia con respecto a las participaciones federales, e indicó que la primera está bajo el control y supervisión de la autoridad,  lo cual fortalece la autonomía y capacidad de inversión de la entidad federativa o del municipio, por lo que disminuye la dependencia de los recursos  provenientes del gobierno federal.

En este mismo sentido,  dijo que la gran mayoría de los estados y municipios de México pagan sus obligaciones financieras principalmente con las participaciones federales que les otorga el gobierno.

“Fitch califica en México más de 280 financiamientos subnacionales en forma específica donde la gran mayoría corresponde a créditos bancarios y donde la fuente de pago, principalmente utilizada, han sido las participaciones federales”, agregó.

 

Siguientes artículos

EU investiga fondo de Bill Gross por manipulación en mercado
Por

La Comisión de Valores de Estados Unidos investiga al fondo manejado por Bill Gross para saber cómo el fondo negociable...