Al referirse sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el representante de Comercio, Robert Lighthizer, dijo que cree que se han logrado grandes avances en este proceso y aseguró que se está trabajando estrechamente con la industria automotriz sobre las reglas de origen.

“Pienso que estamos en una posición en la que finalmente vamos a coincidir. Estamos trabajando muy de cerca con la industria (automovilística) de EU”, dijo ante los miembros del Comité de Medios y Arbitrios de la cámara baja.

El representante comercial del gobierno de Trump destacó la importancia de las reglas de origen para los automóviles y reiteró que el objetivo de la actual administración es llevar de vuelta al país la producción de automóviles y partes, mientras señaló que México busca atraer a las automotrices para que fabriquen en su territorio y después esos vehículos se vendan en EU.

La declaraciones del funcionario se dan luego de que el diario canadiense The Globe and Mail publicó que, según fuentes cercanas al proceso, el gobierno de Trump abandonó la demanda de que todos los vehículos fabricados en Canadá y México para exportación a Estados Unidos contengan al menos un 50% de contenido estadounidense, lo cual ha frenado la renegociación.

PUBLICIDAD

Además, The Canadian Press dijo que el embajador de Canadá en Washington, David MacNaughton, dijo que hay “progresos substanciales” en la negociación del TLCAN.

La renuncia a esa petición, según el reporte, fue mencionada por Lighthizer a Chrystia Freeland, ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, en un encuentro que sostuvieron en Washington, la semana pasada.

Además, en los últimos días, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, ha dicho que Trump parecía estar “entusiasmado” con la posibilidad de llegar a un acuerdo sobre el TLCAN, además de que su gobierno seguía “optimista” ante la posibilidad de alcanzar un buen acuerdo para su país y sus socios.

Las cuotas para el contenido estadounidense en los autos han sido un punto clave en la discordia que ha frenado la negociación.

Estados Unidos pidió en la cuarta ronda de negociaciones del TLCAN que los automóviles importados por Estados Unidos desde México y Canadá tengan 50% de contenido estadounidense y 85% de contenido de los tres países, además de que se obligue al rastreo del origen de 100% de las piezas. La regla de origen vigente señala que un auto debe incluir 62.5% de contenido regional para no pagar aranceles.

No obstante, Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, dijo la semana pasada que dicha regla de origen va a cambiar con la renegociación: “Pretender dejar inalterada una regla de origen que fue diseñada hace 26 años carece de cualquier fortaleza argumentativa. De que la regla de origen regional va a cambiar, va a cambiar”.

Sobre esto, el diario Reforma publicó el martes que la regla de origen automotriz que México diseña para el TLCAN involucrará un cambio en metodología y aumento en el contenido regional, es decir, que se va a explicar en diferente metodología y se analiza cómo es que se modificará la cadena de valor.

También se está analizando la posibilidad de cambiar la manera en la que se cuantifica el origen, que actualmente es con rastreo, y que podría variar a costo neto o de aumento de valor.

La Secretaría de Economía está afinando la propuesta que se presente en la próxima reunión intersesional del TLCAN para resolver este tema para el cual todavía no hay fecha exacta.

Con información de Reuters, The Globe and Mail, Reforma.

 

Siguientes artículos

Fed
La Fed aumenta tasas de interés; irá por dos ajustes más en el año
Por

En unos momentos, Jerome Powell dará su primera conferencia de prensa como presidente del banco central estadounidense.