Los inversionistas lo quieren todo: productos sencillos, baratos, seguros y que arrojen ganancias. Aunque existen opciones que cumplen con esas características, lo cierto es que la búsqueda de rendimientos pinta para convertirse en una tarea ardua para los manejadores de fondos.

La última encuesta de Natixis Global Asset Management sobre inversionistas individuales arrojó que 65% de los inversionistas mexicanos (61% a escala global) concuerdan con que los fondos indexados ofrecen una mejor diversificación que otras inversiones. Asimismo, 74% de los inversionistas mexicanos creen que emplear fondos indexados los ayuda a minimizar las pérdidas en la inversión.

Mauricio Giordano, director general de Natixis Global Asset Management en México, explicó a Forbes México que los instrumentos indexados, como los ETF, replican a los índices en los mercados, por lo que si bien pueden ofrecer estabilidad en los activos invertidos, también implican el riesgo de un desempeño inferior que el de una inversión manejada de manera particular.

“Tener demasiada confianzas en un solo instrumento también puede ser peligroso. Con la volatilidad que hemos visto y la normalización de la política monetaria a nivel global, la renta variable puede ofrecer crecimiento de un solo dígito. Por eso cobra importancia la gestión activa. Los inversionistas deben tener objetivos personales y medirse contra ellos”, afirma.

PUBLICIDAD

Natixis Global Asset Management tiene un monto de 890,000 millones de dólares (mdd) de activos bajo administración, con lo que es la institución número 17 en la lista de las manejadoras de activos más grandes del mundo.

“La información con la que cuenten los inversionistas y la conformación y manejo de los portafolios será más importante que nunca. La volatilidad se ha ido incrementando y eso no va a cambiar. Los inversionistas deben contar con la asesoría adecuada sobre qué activos y con qué riesgo pueden alcanzar sus objetivos.”

Giordano explica que Natixis conforma sus portafolios de inversión individual con 5 principios básicos.

  1. Considerar primero el riesgo: Antes de incorporar un activo se debe analizar cuidadosamente el riesgo que implica y la correlación para la estrategia.
  2. Diversificación como palabra clave: Los portafolios no pueden estar concentrados en un solo tipo de activos.
  3. Considerar alternativas: Las inversiones en bienes raíces, hedge funds y futuros pueden generar un balance positivo con una buena estrategia.
  4. Usar las estrategias tradicionales en forma inteligente: Un buen manejador no dejará de lado activos tradicionales, pero debe buscar aplicarlos de la manera más adecuada para cada portafolio.
  5. Ser consistentes: El mercado nunca será estable. Habrá altibajos, y un buen manejador debe mantener sus posiciones con el paso del tiempo. Giordano afirma que “el inversionista más peligroso es el que toma decisiones emocionales”.

En México, la firma está especializada en asesoría y atención a inversionistas institucionales. Mauricio Giordano explica que por el momento están en conversaciones con tres Afore.

El directivo considera que los mandatos de inversión son una figura que puede ser de gran utilidad para aumentar los rendimientos y mejorar la estrategia de diversificación en la cartera de las Afore, pues los recursos son considerables y si no hay alternativas fuera del mercado pueden generar distorsiones locales.

“A nivel de inversionistas institucionales también veremos estrategias renovadas de diversificación. La búsqueda de rendimientos será un momento complicado, pero también un momento de oportunidad”, añade.

 

Siguientes artículos

Los drones que llevan medicinas a los enfermos de VIH
Por

La empresa de drones Matternet fue cofundada por la dominicana Paola Santana. Es la única operadora del mundo cuyas oper...