Por Urías Gamarro

Los guatemaltecos acudirán a las urnas el próximo domingo con la intención de cambiar autoridades de Gobierno en la búsqueda de un mejor porvenir.

Al presidente Jimmy Morales le quedan menos de siete meses de gestión, la cual se caracterizó por una incertidumbre generalizada, lo que influyó en las decisiones de los agentes económicos.

Morales, en términos generales, deja una economía estática y orgánica.

Aunque hubo un contexto internacional favorable, por el desempeño de la economía de Estados Unidos, que es el principal socio comercial del país, no se aprovechó al máximo.

Por otro lado, las recientes disputas comerciales entre Estados Unidos  y China, que ahora se trasladó hacia México, por la migración, podría complicar el terreno de los negocios, ante las expectativas que este tema ha generado.

Dirección

Durante su discurso en la Cumbre Empresarial del Sistema de Integración Centroamericana (Sica), el gobernante aseguró ante un grupo de empresarios que cumplió con sus ejes en materia económica.

Habló de estabilidad política y buena gobernanza, reglas claras para la inversión y certeza jurídica, pero ese discurso es contrastante.

Para Érick Coyoy, integrante de la Asociación de Investigación de Estudios Sociales (Asíes), la administración de Morales se caracterizó por la falta de un empuje a la producción nacional para dinamizarla.

Ese papel lo desempeñó el ingreso de divisas por remesas familiares, que, por el aporte y volumen, mantienen la economía, así como la llegada de capitales privados.

“Desde el punto de vista interno no hubo factores que dinamizaran la economía y más bien fueron factores externos como remesas y capitales que favorecieron”, destacó.

Agregó que por el lado fiscal tampoco hubo acciones para una mejora en la eficiencia y la calidad del gasto que permitiera ampliar la cobertura de servicios públicos.

No obstante, en infraestructura, en este último año de gobierno están en ejecución algunos proyectos de rehabilitación, pero no existe una mejora sustantiva.

Además, en el informe de Competitividad Global de 2017 más de la mitad de los empresarios de Guatemala entrevistados reportaron que los principales problemas que limitan la inversión en el país son la criminalidad, la corrupción, la ineficiencia del Gobierno y la falta de infraestructura pública.

Desaceleración

Hugo Beteta, director de la sede subregional de la Comisión Económica para América Latina (Cepal) en México, precisó que para Centroamérica y Guatemala se pronostica una desaceleración —ritmo de crecimiento menor— que estará explicada por el desempeño de la economía de los Estados Unidos.

“No se presentarán los estímulos fiscales en EE. UU., y eso podría limitar la economía para este año a los países dependientes”, subrayó.

Beteta señaló que una de las ventajas de Guatemala es que cuenta con una economía muy prudente, sólida, y ha superado varias crisis políticas y económicas. Por supuesto, con una dinámica distinta, vientos a favor y una incertidumbre de mercados.

Para estas elecciones, el director de la Cepal dijo que se esperan resultados rápidos y que no sean motivo de controversias, para que el país no se vea afectado.

Recordó que Guatemala cuenta con bases macroeconómicas sólidas y espera que el período de transición no sea tan preponderante, ya que los inversionistas siempre están evaluando los resultados y las nuevas autoridades que salgan electas.

Reactivar la economía

El gobierno que asuma en enero del 2020 tendrá que   presentar un plan para reactivar la economía.

El plan debe   contener por lo menos tres ejes que se consideran   estratégicos y que pueden responder de   inmediato a “recuperar” la confianza y crear un mejor ambiente de negocios en el país.

Una hoja de ruta para reactivar la economía es la inversión en infraestructura, certeza jurídica y atracción de inversiones.

Juan Carlos Tefel, presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), considera que el nuevo gobierno no debe   invertir solo en carreteras, puertos y aeropuertos, sino   también en escuelas, hospitales, centros de salud, sistemas de riego, agua y saneamiento, e incluso en centros carcelarios y otro tipo de infraestructura que promueva mayor   productividad.

Enrique Lacs Palomo, director de la Cámara Guatemalteca de Alimentos y Bebidas, considera que para desarrollar la economía se necesitan medidas que estimulen la inversión y generen empleos, lo cual implica, entre otras condiciones, una política monetaria que pueda brindar más acceso al crédito a emprendedores, de bajo costo y sin comprometer la resiliencia macroeconómica, e implementar urgentemente un programa de facilitación de negocios.

Además, se necesitan acciones como mejorar el sistema educativo y brindar mejor formación y capacitación que se pueda traducir en productividad.

Así también, es importante el fomento de las pequeñas y medianas empresas, asistencia técnica, gestión empresarial, instrumentos de financiamiento y compras públicas, ya que tienen gran importancia en la creación de empleos, así como reducir la tramitología.

Clima político inestable

Varios acontecimientos se dieron en la actual administración que generaron expectativas a los agentes económicos y algunas acciones partieron del Ejecutivo.

2016

Falta de infraestructura: El primer año de gobierno se caracterizó por el poco interés en la recuperación de la red vial. Las principales carreteras estaban deterioradas, por la falta de mantenimiento.

Conflictividad social: Varios proyectos registraron conflictividad social en comunidades y esta fue una de las causas para que se desmotivaran   las inversiones en   áreas estratégicas.

2017

Unión aduanera a medias: Guatemala perdió liderazgo a escala regional y suscribió la unión aduanera con Honduras, en un proceso que aún está incompleto y falta que se consolide.

Conflicto con la Cicig: El mandatario empezó con un ciclo de confrontación con la Cicig, lo que propició expectativas negativas para la toma de decisiones, así como un mal clima de negocios.

2018

Caída de la carga tributaria: Varios organismos internacionales y agencias de calificación señalan la caída de la carga tributaria en Guatemala y se proyecta que para este año se incremente.

2019

Mayor endeudamiento: Guatemala colocó un eurobono por  1,200 millones de dólares en el mercado internacional, aprobado por el Congreso, y amplió con ello la deuda pública.

* En alianza con Prensa Libre de Guatemala

 

Siguientes artículos

Bukele arrebata primer lugar a AMLO como el mejor evaluado en América
Por

El presidente salvadoreño Nayib Bukele es el mejor posicionado, por encima del portugués Marcelo Rebelo, el ruso Vladími...