Imagínese que acaba de concluir sus estudios o bien, que ya es un profesional y está buscando un empleo. Cuando encuentre una vacante que le interese, enviará su hoja de vida al empleador para que lo conozca, lo evalúe y conforme a los criterios de la empresa analice la conveniencia de otorgarle el empleo. Estaremos de acuerdo que mientras mejor se vea su currículo, mayores probabilidades de éxito tendrá en obtener el trabajo.

Pensando en el pasado 14 de febrero, buscar pareja también presenta una mecánica similar. Si buscamos a una media naranja y queremos mejorar nuestras probabilidades de ser aceptados por ésta, lo más aconsejable es ponernos lo más guapo posible antes de salir a la calle. Si en cambio salimos desarreglados tendremos, por lógica simple, menores probabilidades de encontrar a esa personita especial.

El mundo del crédito se parece en algo a estos dos casos: mientras mejor esté nuestro historial crediticio y mejor nos veamos ante los otorgantes de crédito, mayores serán nuestras probabilidades de obtener el crédito que buscamos.

Gracias a que tenemos un Reporte de Crédito, un documento confiable y que da certidumbre porque muestra objetivamente cómo hemos manejado nuestros compromisos financieros a través del tiempo, los otorgantes de crédito pueden conocernos adecuadamente y evaluarnos para ofrecernos los financiamientos apropiados.

PUBLICIDAD

Imaginemos, por un momento, que no tuviéramos un historial o que este no reflejara como hemos evolucionado. ¿Se imagina que pasaría? Bueno, pues los otorgantes de crédito no tendrían los elementos necesarios para tomar buenas decisiones, aumentando el riesgo de impago. Esto dañaría a los consumidores y al sistema financiero porque a mayor incertidumbre, mayor riesgo, reflejándose inevitablemente en una oferta crediticia limitada y a costos mayores.

Lo bueno es que en México contamos con un historial a partir del momento en que solicitamos nuestro primer crédito. Con información certera y de calidad ha sido posible que los otorgantes expandan el crédito a condiciones cada vez mejores; tan sólo hay que ver las tasas que se ofrecen hoy en créditos hipotecarios… nunca se habían visto productos tan competitivos en México. Gracias a esto, muchas personas han podido comprar, por ejemplo, un automóvil o una casa, impulsando a su vez a esas industrias, generando ingresos y trabajo para las familias, así como impuestos que captan los gobiernos para ser destinados en obras, proyectos sociales, etc.

El crédito es un producto que también impulsa al sector empresarial de todo tipo y de todo tamaño; sin financiamiento, muchas empresas no podrían adquirir la maquinaria o insumos que necesitan para producir y crecer, dar empleos e impulsar la economía del país hacia adelante.

Alegrémonos entonces de contar con un Reporte de Crédito y cuidémoslo tomando buenas decisiones para que nuestros sueños y metas se materialicen con el apoyo del crédito.

Si desea solicitar y conocer su historial crediticio puede hacerlo de forma gratuita una vez cada 12 meses en www.burodecredito.com.mx o llamando al (55) 5449 4954 o 01800 640 7920.

 

Contacto:

Twitter: @BurodeCreditoMX

Facebook: Buró de Crédito México

Página web: Buró de Crédito

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Qué quita el sueño a los ejecutivos del lujo?
Por

El estudio anual de IE Luxury Barometer revela lo que quita el sueño a los ejecutivos y directivos del sector lujo. Crea...