Por Emily Canal

Advertencia: Spoilers de las primeras cinco temporadas de Game of Thrones a continuación.

Al igual que el invierno en Westeros, la nueva temporada de Game of Thrones viene llegando, y rápidamente.

Con la muerte de Jon Snow, Daenerys en manos de los dothrakis y Cersei en plena ebullición de venganza, consideramos que es momento propicio de hacer un recuento de los activos estratégicos de las facciones clave. Afilen sus espadas, desempolven el libro de hechizos y alimenten a los dragones, que esta temporada nos tiene preparados algunos de los mayores cambios en el poder.

PUBLICIDAD

Forbes identificó las facciones quedan en pie después de los tumultuosos acontecimientos de la quinta temporada y evaluó su valor estratégico a lo largo y ancho de seis métricas: personajes principales y secundarios, aquellos que se dicen con derecho al trono de hierro, bastiones (castillos o principales ciudades controladas), ejércitos, y bienes diversos (como redes de espías, asesinos y dragones).

1

Aunque los fans podrían pasar horas debatiendo el valor de un dragón en comparación con un ejército, o la importancia de un personaje secundario relevante, no complicaremos las cosas y dimos a cada activo el mismo peso. El resultado es una fotografía interesante que del puesto que ocupa cada facción al inicio de la sexta temporada.

Como la única facción con dragones de su lado, no es sorprendente que los Targaryen se ubiquen por encima de los otros, pero su fuerza también está respaldada por los Inmaculados  y la marina de Mereen.  Puede que Daenerys –que tiene un derecho legítimo al Trono de Hierro– haya terminado la quinta temporada en una situación precaria, pero si alguien puede sacarla del traspié, es su diestro nuevo asesor: Tyrion Lannister.

En conjunto, los sufridos Stark y sus aliados serían una facción formidable, pero por ahora no es el caso. Acosados por la tragedia y separados, Sansa y Bran dependen de sus colaboradores más cercanos para sobrevivir; Arya, siempre el lobo solitario, camina un sendero de sombras. (Dejamos a Rickon fuera dado que, al ser un niño, no es un factor).

Si los Stark que aún viven logran encontrarse esta temporada, serían el segundo grupo más poderoso de los Siete Reinos, incluso por delante de los Lannister.

Puede que el Rey Tommen se siente en el trono, pero él gobierna a los caprichos de su sanguinaria madre, Cersei. Lo más probable que es que la agenda de la reina madre sea la que conduzca la serie esta temporada, ya que su apetito de venganza contra la Casa Martell es feroz. Su hermano y amante, Jaime, probablemente se le unirá, ya que su hija Myrcella murió en sus brazos después de un beso venenoso de Ellaria Sand la temporada pasada.

Terminar con la Casa Martell no será una batalla fácil –son la tercera facción más poderosa–. Feroz e independiente, Dorne es su propio reino, y cuenta con su capital y un ejército entre sus activos. El Príncipe Oberyn se desvaneció hace mucho tiempo, pero las Sand Snakes –un escuadrón asesino– aún arde en deseos de venganza.

Cersei quemó sus puentes con los Tyrell después de ayudar a los Gorriones a refundir a Loras y Margaery en un calabozo. Incluso con sus herederos tras las rejas, la familia Tyrell dirije Highgarden. El estatus de Margaery como reina de Tommen vale de algo (por ahora). Y no nos olvidemos de la matriarca Olenna, la conspiradora detrás del envenenamiento del rey Joffrey.

Pero Olenna no estaba sola. Petyr “Littlefinger” Baelish la ayudó a envenenar al nefasto rey y rescatar a Sansa. Aunque Baelish se encuentra entre las facciones más débiles en juego, él es esencialmente una facción en sí mismo, lo que representa un testimonio de su capacidad de “jugar el juego”. Él controla Eyrie, y con él, un ejército de 500 hombres. También opera una red de espionaje y varios burdeles, donde recoge los secretos de sus clientes.

Por último, pero no menos importante, están los Bolton. Compuesta por Roose y el recientemente legitimado Ramsay, esta facción tiene la fortaleza de Winterfell bajo su control, y un ejército bajo su mando. Pero a pesar de que los Bolton tienen el poder en el Norte, no controlan los corazones y las mentes de su pueblo. Todo lo contrario: El Norte recuerda su traición a los Stark.

Los fans conocen la regla brutal de Game of Thrones: Se gana o se muere. Algunos de los caídos en desgracias durante la temporada cinco lo aprendieron de la forma más difícil. Stannis se lo merecía después de entregar su humanidad en el altar de R’hllor y quemar viva a su hija en la hoguera. Pero los fans se levantaron en armas al ver morir a Jon Snow, traicionado por sus propios hombres. ¿el Lord Commander hará una reaparición esta temporada? Sólo podemos esperar y ver.

 

Siguientes artículos

draghi-bce
BCE mantiene sin cambios política monetaria laxa
Por

Los tipos de interés para operaciones de financiación, crédito y de depósito seguirán sin variación en el 0%, 0.25 % y -...