Por Maggie McGrath

Buena parte de la actividad en los mercados en lo que va de 2016 ha sido clasificada como bastante pesimista. Las acciones cayeron 10% en las tres primeras semanas del año; antes de febrero, algunos observadores económicos habían comenzado a preocuparse de que estuviéramos al borde de otra recesión. Sin embargo, en las últimas tres semanas ha habido un cambio de tendencia: desde que tocara fondo el 11 de febrero, el S&P 500 ha subido 9%, el Dow 6.5% y el Nasdaq hasta 11%. Y con las sólidas cifras del empleo impulsando los tres índices, pareciera que los riesgos más altos comienzan a diluirse.

A la luz del reciente repunte de los mercados, el equipo de investigación de valores de Morgan Stanley decidió que era hora de echar un vistazo a las acciones que han salido mejor libradas.

“Con una ligera mejora en los datos económicos de Estados Unidos, pensamos que era sensato buscar las acciones que habían tenido un buen desempeño en el último año, pero pérdidas en el último mes”, escribió el analista Adam Parker en una nueva nota de investigación.

PUBLICIDAD

Parker y su equipo analizaron las acciones que ocuparon el quintil superior durante los 12 meses de 2015 (el 20% de los nombres con mejor desempeño del año pasado), pero en el quintil inferior de enero. He aquí algunos de sus hallazgos:

Philip Morris International: El gigante del tabaco ha subido casi un 18% año tras año. Mes a mes ha ganado sólo 5.3%.

Nike: La compañía ganó 26% año tras año, pero ha perdido 2.4% en lo que va de 2016. Mes a mes, las acciones de Nike han ganado 6.8%.

Activision Blizzard: El gigante de los videojuegos ha crecido 35.5% año tras año, pero ha perdido 19.2% en 2016. Mes a mes creció sólo 2.4%.

Mattel: Año tras año, el fabricante de juguetes ganó 27%; mes a mes creció apenas 2.9%. Las acciones de Mattel han superado ampliamente al mercado en 2016, ganando 20%, gracias, en parte, a su reinvención de la muñeca Barbie.

McCormick & Co.: La compañía de productos de consumo ha subido 27% año tras año, pero mes a mes la acción ha subido 8.7%.

El equipo de Morgan Stanley también examinó las acciones que han tenido problemas durante el último año, pero han repuntado en las últimas semanas. La idea aquí, dijo Parker, es encontrar ideas “desfavorecidas”. Algunos de estos nombres son:

ConocoPhillips: La compañía de petróleo y gas ha perdido 34% año tras año, y hace sólo unos días la pérdida fue aún peor; desde el 29 de febrero, la empresa de energía cayó 46% año tras año. La pérdida se ha reducido en gran medida gracias a las sólidas cifras de empleo del viernes: el reporte laboral provocó un repunte de 4% en el petróleo, y los nombres relacionados con la energía se han beneficiado. Conoco no es una excepción: el viernes pasado ganó 6.4%.

State Street: Las acciones del banco de 223 años de edad han ganado 19% año tras año, pero 8.2% mes a mes.

Sprint: El proveedor de telecomunicaciones ha perdido 20% año tras año, pero ganado un impresionante 46.7% mes a mes. Las acciones de Sprint subieron 4% el viernes tras revelarse la noticia de que la empresa reducirá su deuda mediante un préstamo de Softbank. Al final de sesión cayeron 4.50%.

Alcoa: Las acciones de Alcoa han caído 31.4% año tras año, pero han ganado 22% en el último mes. Las acciones ganaron 2% el viernes, beneficiándose de la oleada alcista del sector energético.

Freeport-McMoRan: La compañía de cobre con sede en Phoenix perdió 48% año tras año, pero ha logrado ganar 77% en el último mes. Las acciones de Freeport subieron casi 7% el viernes tras la noticia de que venderá parte de su participación en un proyecto de cobre y oro por 263 mdd a Lundin Mining Corp.

Teniendo en consideración los datos anteriores, no debe resultar sorpresivo que Morgan Stanley recomiende a los inversionistas optar por acciones de los sectores de servicios públicos, financiero, de salud y de consumo, y evitar las de tecnología y energéticas:

 

Siguientes artículos

Usuarios de Apple sufren ataque de piratas informáticos
Por

Las personas que tienen computadoras Macintosh fueron afectados por una software conocido como ransomware.