Estabilidad macroeconómica, reformas estructurales, seguridad pública y desarrollo regional serán las prioridades del presidente de México, Enrique Peña Nieto, durante 2017.

Presidencia de la República informó que la administración del mandatario buscará mantener la estabilidad ante el entorno global de bajo crecimiento económico e incertidumbre.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó en octubre de 2016 que la economía mundial crecería con paso moderado a 3.1%, y mostró más optimismo para este año con un pronóstico de 3.4%. En el caso de México, la entidad dirigida por Christine Lagarde recortó su previsión de 2.5% en julio a 2.1% en octubre del año anterior.

PUBLICIDAD

Algunos son más pesimistas. La calificadora de riesgo Moody’s y la Cepal estiman un crecimiento de la economía mexicana de solo 1.9% en 2016, tras una oleada de recortes al pronóstico de distintos organismos, desde el Banxico, hasta instituciones financieras como Banamex.

“México se ha convertido en el principal motor económico de América Latina, ante el decrecimiento que otros países importantes de esta región latinoamericana han tenido”,  afirmó Presidencia.

Peña Nieto informó que también trabajará en la ejecución de las reformas que encabezó su gobierno, argumentando que los beneficios de éstas van más allá de su sexenio, que terminará en diciembre de 2018, y pidió continuidad y perseverancia sobre ellas.

Pero en un año y medio, la Secretaría de Energía recortó a una tercera parte su expectativa de inversiones por la Reforma energética en México, es decir,  40,142 millones de dólares (mdd).

Aquí la historia completa: Sener recorta 40,000 mdd al estimado de inversión por reforma energética

El tercer eje de sus prioridades será asegurar la vigencia del Estado de Derecho. “Mejorar las condiciones de seguridad pública, con el fortalecimiento de las capacidades locales y el apoyo subsidiario de la Federación”.

Los delitos por  inseguridad cuestan 236,800 millones de pesos (mdp) anuales a los mexicanos, de acuerdo con datos del  Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Durante la administración de Peña Nieto, México ha reportado 63,835 muertos por homicidio de 2013 a 2015.

El último eje del presidente mexicano es impulsar el desarrollo regional, concretando proyectos de infraestructura y promoviendo las Zonas Económicas Especiales, que incluyen regiones de Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, los estados más pobres de nuestro país.

Estas zonas Buscan cerrar las brechas regionales creando nuevos polos de desarrollo industrial que atraigan inversiones, generen empleos de calidad, desarrollen cadenas de valor, detonen una demanda de servicios locales y otorguen beneficios a la población.

 

Siguientes artículos

Bloqueos ponen en riesgo abasto de combustibles: Pemex
Por

Pemex hizo un llamado a detener los bloqueos en las terminales de almacenamiento y despacho (TAD), ya que el suministro...