PRAGA, República Checa.- En un mundo digital en donde la infinidad de la información reina y la obsolescencia es quien dicta las nuevas tendencias, resulta complicado que los productos digitales puedan diferenciarse de su competencia.

Conseguir seguidores reales y leales es difícil, pero no imposible. Actualmente, el número de influencers asciende a más de 1,100 millones en el mundo y son un elemento fundamental en la estrategia de una empresa, la cual puede ganar hasta 180 veces más por cada peso invertido en contratar a uno de estos personajes, de acuerdo a la información de la plataforma Upfluence,

Durante su participación en los workshops #EngagePrague 2018 The Power of Conversations de Socialbakers, la fundadora y CEO de SIMPLY, la plataforma digital que conecta a las marcas con vloggers de belleza e influencers de la industria de la moda, Sarah Boyd, explicó que tanto las marcas como los usuarios deben empezar a manejarse a partir del branding personal si quieren tener un acercamiento más profundo con su público.

Esta estrategia parte de la misma base sobre la cual los llamados ‘influencers’ y ‘micro influencers’ construyen su imperio: Presentarse como una voz única que busque cubrir aspectos más allá de solamente el posicionamiento de los productos y/o servicios.

PUBLICIDAD

“Una marca digital que publica aspectos de su vida fuera de su trabajo le da sentido de realidad al usuario y eso se traduce en confianza”, expuso la fundadora.

De acuerdo a la bloggera, esta fórmula se basa en el ‘Branding Personal’, el cual consiste de éstas 5 claves que ayudarán a establecer un discurso digital, al igual que lo hace una empresa en redes sociales:

 

1. Valores base

Tan fácil y tan complicado como describirse (o a la marca) en tres palabras: ¿Cómo quieres que tus seguidores te identifiquen?, y construir una estrategia partiendo de la comparativa con su percepción actual.

2. Complementos: Las debilidades son una fortaleza

La era de los influencers comenzó con la desconfianza del público a las empresas y la publicidad de las mismas, lo cual llevó a las nuevas generaciones a escuchar más a los usuarios “comunes” en redes sociales y al mismo tiempo convertirlas en una especie de ‘celebridad’.  

Según la emprendedora, mostrar aspectos fuera de los objetivos comerciales es una herramienta que fortalece la relación con los seguidores y demuestra vulnerabilidad, muy lejano a la ‘perfección’ que exponen los medios tradicionales.

3. Historia

“Comienza a hablar de quién eres y quién quieres ser, en lugar de lo que no quieres ser”, manifestó la colaboradora de Forbes US, y aseguró que si los usuarios no relacionan tu perfil o tu producto con tus valores base, “es necesario que el discurso de tu marca incluya esa palabra”.

4. Misión y visión

Al igual que una empresa define su identidad corporativa, una marca digital debe definir tanto quién es, a quién va dirigida, qué servicios o productos ofrece, como sus objetivos a corto, mediano y largo plazo, explicó Boyd.

5. Voz única pero diversa

No, a pesar de que todas las redes sociales tienen el propósito de que el usuario comparta contenido propio, no son iguales, ni sirven para lo mismo.

Para concluir, la mente creativa detrás de SIMPLY explicó que cada plataforma es un canal de comunicación que funciona de manera distinta y cuenta con diferentes tipos de público y narrativa, por lo que es necesario definir cuál es el mejor medio para exponer nuestra propuesta de marca y discurso.

 

Siguientes artículos

¿Sufres de acoso en la oficina? Esto te interesa
Por

El acoso laboral es la tercera mayor causa de violencia contra las mujeres en nuestro país, de acuerdo con el INEGI, por...