Esta tarde en París sucedió un acontecimiento inaudito, Notre Dame, una de las catedrales más icónicas del mundo se incendió.  El fuego comenzó a las 6:50, hora local de Paris y poco a poco fue consumiendo todo, incluso la aguja central.

La catedral de Notre Dame es uno de los edificios más antiguos del mundo. Su edificación comenzó en el año 1163 y se terminó en el año 1345. Un pedazo enorme de la historia no sólo francesa sino mundial.

La catedral de Notre Dame se incendió y la historia perdió. Pero ¿Qué más estamos perdiendo? El arquitecto francés André-Jacques Bodin nos comparte su visión de las pérdidas que dejó el fuego.

 

Es una catastrofe artistica

Las llamas arrasan con más de 850 años de historia, arquitectura, pintura, escultura y hasta música. Se pierden años de historia y la grandeza de su patrimonio. Es el órgano que ya nunca se va a escuchar igual, son los vitrales de plomo que no iluminarán más los pasillos, y son las gárgolas que ya no expulsarán agua de lluvia.

 

Golpe a la religión

La catedral es un referente de la arquitectura religiosa en el mundo. Notre Dame alberga tres reliquias de Cristo, una parte de la cruz, un clavo y la corona de Espinas. En tiempos de Semana Santa y festividades religiosas, una catástrofe de esta magnitud golpea directamente a la iglesia y a la fe en general.

 

Importancia ante la humanidad

Es un hito arquitectónico histórico en Paris, uno de los sitios más visitados del mundo. La iglesia ha sido representada en películas, en libros y hasta en pinturas. La pérdida ante este fuego es incalculable. Aquí se han celebrado miles de acontecimientos destacados de la historia, como la coronación de Napoleón Bonaparte o la coronación de Enrique VI de Inglaterra.

 

Un idioma universal

Víctor Hugo, quien se inspiró en la catedral de Notre Dame para escribir Nuestra Señora de París, alguna vez dijo “antes de Gutenberg, la arquitectura era la escritura principal, la escritura universal”. Si antes la arquitectura era la única manera de representar la historia, en estos momentos lo estamos perdiendo todo. Es una perdida comparada a perder una biblioteca enorme llena de todo un idioma y no hay copias.  Notre Dame es el ejemplo vivo de la arquitectura mucho antes de que la escritura aun existiera y la estamos perdiendo.

 

Situación política

Ante una situación política difícil en Paris, este incendio marca un golpe adicional a la sociedad francesa. Es el “dolor de toda una nación” compartió el presidente francés Emmanuel Macron ante el incendio de un patrimonio mundial.

Te recomendamos: 

Bomberos aseguran que catedral de Notre Dame está a salvo

 

Siguientes artículos

Caravana migrante podría sumar ya más de 5,000 personas
Por

Actualmente, la caravana cuyo destino inmediato es el municipio de Huixtla, estaría integrada por más de cinco mil perso...