El gobierno mexicano delineó las prioridades en las que se enfocará el equipo mexicano al momento de renegociar al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

La primera ronda de renegociación del TLCAN, de siete previstas, iniciará en Washington el 16 de agosto, y para la modernización del acuerdo, la Secretaría de Economía (SE), encabezada por Ildefonso Guajardo, presentó este miércoles un documento en el que se detallan cuatro pilares fundamentales:

  1. Fortalecimiento de la competitividad de América del Norte.
  2. Avance hacia un comercio regional inclusivo y responsable.
  3. Aprovechamiento de las oportunidades de la economía del siglo XXI.
  4. Promoción de la certidumbre para el comercio y las inversiones.

Guajardo detalló que este documento se elaboró tomando en cuenta los resultados de las consultas al sector privado como la elaborada a través de internet misma que concluyó el pasado 26 de julio.

Lee también: Guajardo presenta al equipo que renegociará el TLCAN

PUBLICIDAD

 

Impulso a la competitividad regional

Para el desarrollo de esquemas que impulsen la competitividad en Norteamérica, se determinó mantener acceso preferencial a bienes y servicios mexicanos en mercados del TLCAN, en particular el de productos agropecuarios con procedimientos expeditos y la eliminación de las barreras al comercio.

El comercio entre ambos países deberá ser ágil y transparente, para lo cual se deben procurar los mejores procedimientos aduaneros, evitar normas y regulaciones que constituyan una barrera injustificada al libre comercio y promover buenas prácticas en el proceso de planeación, emisión, implementación y revisión de regulaciones, cita el documento.

El texto hace énfasis en mantener un trato no discriminatorio y de conformidad con estándares internacionales para los inversionistas mexicanos, así como establecer mecanismos de cooperación para el diseño e implementación de programas de desarrollo de competencias laborales y nuevos modelos educativos.

 

Un comercio regional inclusivo

En el apartado enfocado en avanzar hacia un comercio regional inclusivo y responsable, el documento detalla que la modernización del tratado es una oportunidad para que más emprendedores y pequeñas y medianas empresas se incorporen al mercado internacional.

Para lograrlo, el equipo mexicano se enfocará en fortalecer el cumplimiento de las disposiciones nacionales y los compromisos internacionales en materia laboral.

La SE señala que se establecerán medidas contra los actos de corrupción que afecten al comercio y las inversiones, se fortalecerá la cooperación en materia de comercio y medio ambiente y se buscará mejorar la infraestructura fronteriza.

 

Un tratado para el Siglo XXI

La dependencia advierte también la necesidad de aprovechar los cambios tecnológicos, así como el giro en el panorama energético de la región, para lo cual propone actualizar el alcance de las disposiciones sobre energía y aprovechar el potencial derivado de los cambios en la industria energética de México y toda la región.

A ello se suma, además, la necesidad de impulsar el desarrollo de la economía digital, así como de procurar un mayor acceso a los mercados de Estados Unidos y Canadá para los prestadores de servicios financieros e inversionistas mexicanos, de promover mayor integración de los mercados de telecomunicaciones y proteger de forma eficaz de la propiedad intelectual.

 

Certidumbre

Como parte del punto enfocado en promover la certidumbre del comercio y las inversiones, los negociadores mexicanos se enfocarán en modernizar todos los mecanismos de solución de controversias previstos en el TLCAN, para hacerlos ágiles, trasparentes y eficaces.

También incluirán la promoción de la libre competencia y la certidumbre jurídica a los proveedores mexicanos en procedimientos de contratación pública en la región de América del Norte.

 

Siguientes artículos

TLCAN
Guajardo presenta al equipo que renegociará el TLCAN
Por

También adelantó que la segunda ronda de negociaciones se realizaría en México antes del 15 de septiembre.