El equipo LamBot del Tec de Monterrey Campus San Luis Potosí fue el primer y único equipo mexicano en llegar a semifinales en el First Robotics Competition que se realizó en Houston del 19 al 21 de abril de este año.

No tienen ni los dieciocho años cumplidos y hablan de sistemas de poleas, programación Java, microcontroladores, ensamblaje y maquinado de materiales como todos unos egresados de ingeniería.

En entrevista con Forbes México, los hermanos Valadez Rojas, Francisco, el capitán del equipo e Isabel, la conductora del robot que los llevó al Mundial de Robótica en abril de este año, hablan de los obstáculos que enfrentaron como estudiantes mexicanos, en una competencia en donde la mayoría de los equipos estadounidenses cuentan con el apoyo, patrocinio y mentoría de la NASA.

De un total de 3,600 equipos de todo el mundo, de los cuáles se hace una selección de 400 para la competencia de Houston, 20 equipos mexicanos fueron quienes llegaron al Mundial de First Robotics Competition, competencia en la cual el Tecnológico de Monterrey se hizo presente con 13 de ellos: 12 grupos de preparatoria en la categoría “First Robotics Competition” y uno de secundaria en la categoría “First Tech Challenge”.

PUBLICIDAD

Sin embargo, fue LamBot de la PrepaTec San Luis Potosí quien se convirtió en el primer representativo mexicano en llegar a las semifinales en el Mundial de Robótica FIRST.

El robot de esta competencia consistía en un sistema de poleas, un elevador y cuerdas elásticas, teleoperado por los alumnos con controles de XBOX y joysticks para colocar el peso correcto de cajas en tres balanzas diferentes lo más rápido posible. Un proyecto que llevó aproximadamente un año de trabajo en cuanto a diseño, ensamblaje y perfeccionamiento: 6 semanas de intenso trabajo, 6 competencias regionales y después el mundial, como señala el profesor y Head Coach del equipo, Federico Enrique Berndt Martínez.

“Todo funcionó muy bien porque lo planeamos muy bien”, señala el capitán de LamBot, quien asegura que una carrera en biomédica, o cualquier ingeniería que le ayude a innovar en el sector salud, a hacerla viable y accesible para todo el mundo a través de la tecnología, es el siguiente paso en su futuro.

El equipo comenzó formalmente en septiembre 2010 y está integrado por alumnos desde primer hasta el último de la preparatoria del Tec Campus San Luis. En total son 61 alumnos, 29 mujeres y 32 hombres, quienes forman el equipo, mismo que se divide dos áreas: ingeniería y negocios.

“Lo difícil es que todo el equipo esté de acuerdo en una misma idea para un sólo robot. Nos juntamos todos, damos ideas, hacemos bocetos y prototipos, luego hacemos el diseño del robot en la computadora, y al final ensamblamos”, añade Francisco Valadez.

Mientras la parte de ingeniería se dedica al diseño, prototipo y ensamblaje del robot, el área de negocios se dedica a conseguir tantos patrocinadores como pueda para poder cubrir los gastos de asistir a dicha competencia.

General Motors y Fundación Azteca fueron algunos de los patrocinadores que apoyaron económicamente al equipo, tanto con mentorías como con procesos industriales y gastos que van desde los 10,000 dólares para viajes y transporte para cada uno de los alumnos, hasta el dinero para maquinados, programas de computador de diseño, cortadoras de materiales y láser, procesos que rondan los 400 mil pesos, sin tomar en cuenta horas de trabajo, de acuerdo con cifras compartidas por el Coach Berndt Martínez.

“El equipo está bastante bien repartido. Somos 15 mujeres en ingeniería, porque a nosotras también nos gusta la robótica”, dice Isabel Valadez y asegura que desde chiquita le apasionan las ciencias y la tecnología, “me ayudó mucho ver lo que mi hermano hacía”, apunta.

Francisco e Isabel Valadez Rojas, Cortesía LamBot

Francisco e Isabel Valadez Rojas, Cortesía LamBot

Los robots son sólo un pretexto

Pero la ingeniería para los jóvenes de LamBot es más que clasificar y poner en alto el nombre de México en competencias internacionales.

A la par de sus actividades en robótica, el equipo enseña programación y robótica a secundarias públicas, imparte cursos de robótica a niños con síndrome de Down, impulsa a las niñas a involucrarse en carreras STEM y ayuda al medio ambiente mediante la plantación de árboles y la recolección de basura electrónica cada año.

Del 16 al 18 de agosto en la Arena Ciudad de México, cerca de 1,300 jóvenes de entre 14 y 18 años provenientes de más de 190 países, participarán en una nueva edición del FIRST Global Challenge 2018, en donde se buscará que los equipos ganadores resuelvan problemas de eficiencia e impacto energético con robots creados y diseñados por ellos mismos.

Esta competencia anual de robótica busca promover la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas,entre los niños y jóvenes del mundo y cada año saca un reto diferente.

Ahora son cinco alumnos de nivel licenciatura, preparatoria y secundaria, del Tecnológico de Monterrey campus Ciudad de México y Chihuahua, quienes conforman al único equipo mexicano presente en esta otra rama del Mundial de Robótica quienes ahora tendrán la misión de construir un robot que alimente plantas de energía a escala.

Foto: Cortesía LamBot

Foto: Cortesía LamBot

 

Siguientes artículos

Conoce la cámara instax mini 70 que lleva la firma y estilo de Michael Kors
Por

Las cámaras instax de Fujifilm son un objeto de deseo para los amantes de las fotografías instantáneas, pues convierten...