El servicio postal del Reino Unido ha comenzado un programa piloto con nueve vehículos eléctricos para el reparto de correspondencia y paquetería en la isla.

Las unidades, que son 100% eléctricas y fueron desarrolladas por la compañía británica Arrival, tienen una autonomía de hasta 160 kilómetros y ya recorren las calles de Londres en tres versiones de distintos tamaños, 3.5, 6 y 7.5 toneladas, según reporta Designboom.

Arrival (antes conocida como Charge Auto) es una de las muchas compañías que experimentan con eletromovilidad alrededor del mundo, pero especialmente en Europa, donde cada vez más países están decididos a prohibir el uso de motores a gasolina y diesel en las próximas décadas (de hecho, Reino Unido lo hará para 2040).

Los vehículos lucen lo suficientemente futuristas y sofisticados como para ser dignos de estar al servicio de su majestad.

 

Siguientes artículos

facebook
Zuckerberg critica a Twitter por verificar tuits de Trump: ‘empresas no deberían ser árbitro de la verdad’
Por

“Las compañías privadas probablemente no deberían hacerlo, especialmente estas plataformas, no deberían estar en la posi...