Éste es el plan de Elektra para conquistar al segmento premium

Foto: Elektra.

La estrategia de comercio electrónico de Elektra es el primer paso de la compañía para conquistar a la población mexicana con mayor nivel adquisitivo, al tiempo en que la remodelación de sus tiendas físicas y estrategias de realidad virtual y pagos con huella digital se unen a este plan.

El pasado octubre de 2017, la empresa de Grupo Salinas lanzó su página de compras en línea en México, de la mano de Juan Carlos García, quien dirigió de 2014 a 2016 a Amazon México, firma líder en comercio electrónico, y también ocupó la vicepresidencia de e-commerce dentro de Walmart en el territorio mexicano y en el centroamericano.

“La estrategia para atender clientes que no son típicos de Elektra es a través de nuestra plataforma digital, una vez que tienes tu propuesta de valor a través de un dispositivo electrónico, ya automáticamente abres las puertas al 100% de la población de México”, comenta Fabrice Deceliere, CEO de las tiendas de Elektra.

Grupo Elektra, con alrededor de 1,100 tiendas en el país, está enfocado principalmente en los segmentos C (clase media) y D+ (clase media baja) en puntos como México, Perú, Guatemala, Honduras y Panamá.

“Mejorar la propuesta de producto y dando la opción de comprar a través de un teléfono, una tableta o una computadora ya automáticamente estamos tocando la puerta de otros mercados que no atendíamos de forma normal”, agregó Deceliere en pasada entrevista con Forbes México.

A través de la plataforma, la firma ofrece accesorios como bolsas, relojes, lentes, al igual que teléfonos inteligentes y electrónicos de marcas como Apple, Michael Kors, Adidas, Coach, entre otros. De igual manera, la compañía ya vende paquetes de viajes a través de su página de comercio electrónico.

Te puede interesar: Elektra venderá viajes por internet para competir con Liverpool

Sin embargo, la firma no se olvida de su mercado principal, pues los productos de mayor costo pueden ser adquiridos a través de créditos, que ofrece mediante su subsidiaria Banco Azteca,

Al 31 de diciembre de 2016, el grupo financiero contaba con 3,193 puntos de contacto, acumulando 101,718 millones de pesos (mdp) en captación tradicional, y una cartera de préstamos bruta de 67,743 mdp.

“Tenemos un mejor surtido que en años anteriores, hemos mejorando el nivel de marcas de profundidad de productos. Aunque nuestro cliente típico de Elektra tiene problemas con sus recursos para poder comprar, éste es millonario en expectativa, y para cumplir con esas expectativas hay que tener un catálogo más amplio y dar acceso a esos productos a través de crédito”, señaló el directivo.

Kioscos Elektra.

 

Nuevas tiendas, otra opción para atraer clientes

De igual manera, aunque no es parte de la apuesta principal para conquistar a la población de mayor nivel adquisitivo como la clase media alta (C+) y alta (A/B), las remodelaciones de sus tiendas físicas permitirán atraer a más consumidores.

“Estamos abiertos a cualquier tipo de mercado, si alguien de Las Lomas quiere comprar, lo puede hacer. La remodelación también es parte de la estrategia, aunque éstas están ubicadas en zonas no de clase media alta ni alta, pero si en algún momento alguien de esa clase quiere entrar a la tienda lo puede hacer, y tendrá una experiencia muy agradable”, dice Fabrice.

La empresa espera lanzar un proyecto de realidad aumentada y virtual, para atender a los consumidores. En tanto, para 2020, la empresa busca permitir el pago con huella digital, entregar productos el mismo día, enviar un presupuesto y ofrecer citas programadas.

La compañía planea abrir alrededor de 70 tiendas en México para el 2018, las cuales se ubicarán principalmente en el Centro y Sur del país

En 2016, Elektra alcanzó un crecimiento de 9% en sus ingresos, al alcanzar los 81,242 millones de pesos, debido al desempeño favorable en el negocio comercial y financiero.