Windows 10, la última versión el sistema operativo de Microsoft y la primera pensada para correr en casi todo, desde un teléfono hasta el internet de las cosas, es la pieza clave en el plan maestro de la compañía para recuperar el brillo perdido con Windows 8. Platicamos con su creador para tener más detalles.

 

El 29 de julio marcará el fin de una era para Microsoft: será el día en que caiga el muro que divide los reinos de las PC, las tablets y los smartphones, y dará inicio a una nueva, la de Windows 10, la versión definitiva de su sistema operativo, que correrá en todos los dispositivos antes mencionados y –la empresa espera– en muchos más, desde el Xbox hasta dispositivos más pequeños, como wearables o un sinfín de cosas conectadas hasta sumar 1,000 millones de aparatos en los próximos 2 a 3 años.

PUBLICIDAD

Forbes México viajó a Nueva York para platicar con Chaitanya Sareen, Principal Program Manager Lead de Windows, el hombre encargado de coordinar los esfuerzos de los diversos equipos que trabajan en el nuevo sistema operativo.

Aunque Sareen apenas rebasa los 35 años, y es ya un veterano en Microsoft. Tras colaborar en el staff responsable del Office, se incorporó al equipo Windows durante el desarrollo de Windows 7 para comandar la entrega. Más tarde, en 2012, fue el capitán de un barco que navegó directo hacia la tormenta con Windows 8, una de las apuestas más altas hechas por la compañía y su versión de sistema operativo (SO) más polémica hasta ahora.

Al respecto, el ejecutivo explica que Windows 7 era un SO hecho para mouse y teclado: fue la versión que se vendió más rápido y que alcanzó la base de equipos instalados más alta en la historia de Microsoft. A su vez, Windows 8 era un OS táctil: con él “presentamos la tienda, nuevos dispositivos como la Surface, aparatos 2 en 1 y la idea de apps que podían ser usadas con mouse o de manera táctil”.

Pero el mundo no estaba listo para dar el salto. El cambio radical en la interfaz de usuario (IU) motivó el descontento de millones de usuarios en todas las latitudes. Era un sistema hecho para pantallas táctiles en un mundo aún dominado por el mouse y el teclado.

Hoy, las cosas son distintas. “La idea es conservar lo mejor de Windows 7 y de Windows 8. Quería que fuera familiar pero fresco. Sin importar si eres usuario de Windows 7 u 8, al usar el 10 por primera vez, todo estaría en donde lo esperas. Sí, hay pequeños cambios, pero no hay demasiadas cosas que aprender”, asegura Sareen.

En defensa de Sareen hay dos estadísticas que reivindican su decisión de empujar la interfaz táctil en Windows 8:

  1. Fue el SO con el mayor nivel de satisfacción entre los usuarios en la historia de Windows… cuando era usada en una pantalla táctil.
  2. Hace tres años apenas 4% de las computadoras eran táctiles y 18 meses después esa cifra había alcanzado el 40%.

Así, quizás el mayor responsable de que en el futuro las laptops tengan una pantalla táctil o que sean 2 en 1, es Microsoft. De hecho, Sareen señala que “sólo uno de los grandes fabricantes de laptops en el mundo no ha fabricado un equipo táctil: Apple”.

 

¿Qué hay de nuevo en Windows 10?

Hace unas semanas abordamos algunas de las novedades que los usuarios podrán encontrar en la nueva entrega de Windows, pero qué mejor manera de recordarlas que de la mano de su creador, aunque algunas de ellas son sólo pequeños detalles, que suman para hacer una experiencia más rica que en versiones pasadas. He aquí las más significativas:

Windows Hello. “Nuestra manera de decirle adiós a los passwords”, dice Sareen. Se trata de un sistema de desbloqueo que utiliza una cámara 3D infrarroja que usa la tecnología RealSense de Intel, que funciona haciendo un mapeo de los contornos del rostro del usuario, marcando puntos específicos de su cara y el contraste generado por la luz y la forma de la cara del usuario, incluso en la oscuridad. Seguro, rápido y eficaz, Hello estará disponible en algunos modelos selectos.

Menú de inicio. “No me gusta decir que el menú de inicio está de vuelta porque hay millones de usuarios allá afuera para los que nunca se fue; son los que tienen computadoras que corren con Windows 8 quienes lo tendrán de regreso.” Como sea, el botón de inicio y el menú desplegable son una parte esencial de esta versión. Los live tiles están incorporados en el menú y son completamente personalizables.

Zoom semántico. Si tecleas una letra en el menú de inicio se hace un filtrado de las aplicaciones que empiezan con dicha letra.

Cortana. “¿Qué pasaría si tuvieras un asistente que usaras todos los días. Hoy, si estás trabajando en algo y quieres mandar un mail tienes que ir a la app de correo o a tu navegador. Con Cortana sólo tienes que dictarlo sin interrumpir tus actividades. Al pronunciar la orden ‘Recuérdame comprar leche mañana por la noche’, el sistema te ahorra lo que serían 7 pasos en un esquema normal (abrir app, ir al día, seleccionar hora, etc.).” Cortana estará disponible en México en español latino en 2016, año en que también se espera que haya versiones para iOS y Android.

Snap. “Siempre bromeo con mi equipo diciendo que el manejo de ventanas es en lo que Windows debería ser mejor”, dice Sareen, así que mejoró la app Snap para distribuir las ventanas en el escritorio. Si tienes una pantalla grande puedes usar Corner Snap para distribuir hasta cuatro ventanas dentro de un mismo escritorio. Básico, sí, pero muy efectivo.

Switching. “Sólo 6% de nuestros usuarios usa Alt+Tab para cambiar entre aplicaciones”, reconoce el desarrollador, así que añadió un botón en la barra de búsquedas llamada Task View que facilita el flujo de trabajo entre ventanas y entre escritorios virtuales.

Continuum. Es la manera como Windows puede flexibilizarse entre varios dispositivos. Un dispositivo 2 en 1 puede pasar automáticamente de modo PC a modo tablet con pulsar un botón o desconectar el teclado, pero las funciones siguen siendo las mismas. De hecho, cualquier tablet que tenga conectado un teclado y un mouse puede convertirse en una PC completamente funcional.

De hecho, la demostración más sorprendente hecha por Sareen fue Continuum para Windows Phone. Usando un Microsoft Lumia (aunque hizo hincapié en que el hardware no es tan importante, esta función sólo será posible en teléfonos de nueva generación, ya que serán los únicos que podrán correr Windows 10, además de su Lumia 640). Puedes convertir un teléfono en una PC funcional al conectarlo de manera inalámbrica a un teclado, un mouse y una pantalla, y puedes trabajar en Word, navegar en internet o realizar otras funciones (aún sin determinar) incluso con el teléfono en la bolsa. “No hay algún otro teléfono que sea capaz de hacer eso, y la clave es la flexibilidad de Windows 10 y las apps universales para esa plataforma.”

Es así como Windows quiere meterse en al menos 1,000 millones de dispositivos en los próximos tres años, y piensan hacerlo también con la ayuda de los desarrolladores de aplicaciones. “Nuestro objetivo es hacer de Windows 10 la plataforma de desarrollo más atractiva en la historia”, ha dicho Terry Myerson, vicepresidente ejecutivo de operaciones en Microsoft.

La meta es alcanzable, especialmente cuando se cuentan las PC, en donde Microsoft sigue siendo una potencia, según datos de Moor Insights & Strategy. Windows 10 será capaz de correr en millones de PC que actualmente corren Windows 7 o Windows 8, y estará precargado en unos 300 millones de nuevos equipos que serán entregados este año, según estimaciones.

Por ahora, todo está listo para la liberación de Windows 10 este 29 de julio para usuarios finales en computadoras de escritorio, tablets y 2 en 1, aunque muchos de ellos deberán tomarse con calma el upgrade, pues será escalonado. Con respecto a Windows Phone, Xbox, Windows para empresas o incluso Holo Lens, aún tendremos que esperar unos cuantos meses más para tener noticias concretas.

 

Siguientes artículos

¡Un grito desesperado por la niñez!
Por

Los alimentos, las bebidas y las botanas fabricados y comercializados para nuestra niñez están contaminando y dañando la...