Por Uriel Naúm y Alma Solís.

El presidente de Grupo Rey, Nicholas Psychoyos, comenzó a trabajar desde los siete años en la empresa de la familia aseando establecimientos y acomodando estanterías en Panamá.

Ya de joven pasó por el embotellado de gaseosas, envasado de lácteos, elaboración de helados, abastecimiento de buques del Canal de Panamá.

Después de estudiar Mercadotecnia en la Universidad Metodista del Sur en Dallas, Texas, y explorar con una empresa propia de bienes raíces, se incorporó a la empresa de nuevo en 1982, como gerente de Mercadeo.

PUBLICIDAD

Uno de los primeros cambios que hizo a su llegada fue generar una nueva cultura organizacional. No fue un reto menor.

Puedes leer: Calleja, el modelo de supermercado que sedujo a Carlos Slim

Tuvo que desarrollar políticas éticas queno existían en ningún documento. Había roles entre los accionistas y familiares que no eran claros dentro de la organización. En suma, tuvo que lidear con “neopotismos, profesionalización de la empresa y hasta temas de acoso sexual”.

En la actualidad, de los 6,000 colaboradores que tiene Grupo Rey, sólo dos miembros de la familia participan en la gerencia.

“Hoy buscamos que los líderes de la empresa no vean por el retrovisor, sino hacia adelante. Una de las principales fallas de las empresas familiares es que quieren ver para atrás todo el tiempo”, comenta Psychoyos.

Estrategia de expansión

El Grupo Rey cuenta actualmente con 70 sucursales, de las cuales 25 son Supermercados Rey, otras 24 farmacias Metro Plus, 11 Supermercados Romero y 10 Mr. Precio.

Pero la expansión no se dio de la noche a la mañana: el crecimiento de la empresa se dio tanto de forma orgánica como por adquisiciones.

Una de las primeras grandes compras que realizó el grupo fue los supermercados Romero, una marca que operaba únicamente en dos provincias de Panamá, Bocas del Toro y Chiriquí.

Esta última es la segunda en mayor tamaño y comercio. Sucedió en 2007, lo que le permitió crecer de manera exponencial muy rápidamente al grupo en esa área, ya que en esas fechas su mayor presencia estaba en la capital panameña.

La estrategia que utilizaron luego de esta adquisición fue dejar el nombre de Romero, a pesar de que la marca con la cual son conocidos es Supermercados Rey.

“Romero es una marca muy importante en el área de Chiriquí y Boca del Toro Romero. Tiene 100 años. Le dejamos el nombre porque creo que si Coca-Cola fuese a comprar Pepsi, dudo mucho que le cambiaría el nombre, porque si tomas Pepsi tomas Pepsi y si tomas Coca-Cola tomas Coca-Cola”, dice Phycoyos.

Lo que sí hizo el grupo fue invertir en las neveras, en los pisos, en la ambientación de los mercados, en las tecnologías de compra, en venta de servicios; todo eso se trabajó “y mejoramos la experiencia de compra”, y lo llevaron más cercano al formato Rey, poniendo su sello, pero dejando el sentimiento del cliente intacto.

La llegada de más Supermercados Rey se fue dando de forma orgánica, fueron inaugurados varios al año, pero en 2011 la empresa experimentó otro gran crecimiento, esta vez no sería venta de alimentos.

El 31 de agosto de ese año se anunció que Nikolas Phycoyos y René Díaz habían llegado al acuerdo de que Grupo Rey adquiría Farmacias Metro en su totalidad.

Ya Grupo Rey contaba con secciones de farmacias dentro de sus supermercados, pero éste era un gran paso para entrar con todo a ese negocio.

Cuba, la próxima meta

Para 2017, la empresa no se quedará quieta y todo indica que tendrá muchas cintas que cortar. Ya planificadas para el primer semestre tienen siete nuevas sucursales, de las cuales serán dos Farmacias Metro, una en Vía Porras y otra en Bella Vista; Supermercados Rey serán cuatro: Paseo Arraiján, Santa María y Parque Lefvre, se prevé que estos se inauguren en entre abril y mayo, y en junio en Costa del Este, todos estos sitios ubicados en la capital panameña.

La programación incluye la apertura de Un Mr. Precio en la Siesta, un corregimiento en la Capital.

Pero el territorio panameño podría no ser la única tierra a conquistar. Aunque existe mucho que afianzar en Panamá, Grupo Rey “ya se está quedando sin país (hay ya poco hacia dónde crecer en cuatro o cinco años más)”, por lo que estudia posibilidades de incursión en países como Cuba, o bien, el Sur de Florida.

“Pero hay que ver en qué nicho podemos caber y con qué; también hay la posibilidad de salirse de la industria tradicional, porque para nosotros el retail siempre será el retail y poder comenzar a explorar disciplinas nuevas de ventas es algo muy lograble”, considera Phycoyos.

En cuanto a poner supermercados en estaciones de gasolina, como sucede ya en otros países, Psychoyos comenta que no lo descarta, y que está abierto a hacer alguna alianza con empresas del ramo energético.

Por ahora la empresa se concentrará en las aperturas programadas para este año, ya que quedaron proyectos rezagadas debido a los obstáculos que les puso el gobierno anterior.

De igual forma, su adn mercadológico lo impulsa a seguir invirtiendo en encuestas con clientes para entender hacia dónde van los nuevos patrones de consumo.

“Por ejemplo, 15 años atrás la mayor parte de nuestros clientes tenía ayuda doméstica, hoy en día es menos de 20%”.

Tanto las nuevas inversiones en tecnologías de la información que faciliten la experiencia del cliente y hagan más eficiente la operación, como las vinculadas con la apertura de nuevos establecimientos se estiman en 60 mdd para este 2017.

 

 

Siguientes artículos

SpaceX se convierte en la primer firma privada en reutilizar un cohete
Por

Su nave Falcon 9, puso exitósamente el satélite SES-10 en el espacio. Sin embargo, no solo logró lanzarlo, sino que regr...