Este texto fue publicado originalmente el 28 de junio de 2017

 

Desde el estado más pobre del país, un mexicano se abrió paso hasta Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por su siglas en inglés). Hoy es uno de los encargados de diseñar los robots que recorrerán Marte en 2020.

Luis Velasco nació en Tuxlta Gutiérrez, Chiapas. Allí las oportunidades escasean. Esta entidad posee una tasa de población en pobreza de 76%, según los últimos datos disponibles del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

PUBLICIDAD

Estudió en una preparatoria pública. Allí, un amigo despertó el interés para que aprendiera inglés en Estados Unidos. Después consiguió una beca para la carrera de ingeniería mecánica en la Universidad de Brighman Young, con sede en Utah, Estados Unidos, apoyado por amigos estadounidenses.

Velasco recuerda que durante una exposición académica, afirmó que su meta era trabajar para la NASA, pero nadie creyó en él.

“Todo el mundo se rió de mí, yo apenas estaba aprendiendo inglés. Era imposible pensar que alguien que no tenía el idioma podría llegar a ese lugar”, cuenta Velasco, de 45 años, en entrevista con Forbes México.

Él quería ser ingeniero termonuclear y la gente constantemente se mostraba incrédula, hasta que una amiga suya, lejos de burlarse o ignorarlo, lo miró sorprendida ante su peculiar interés por las ciencias exactas. El padre de la joven era ingeniero nuclear y éste reafirmó su pasión por la ciencia, recuerda Velasco.

Pero hubo momentos difíciles, lejos de su familia, en una época donde no había teléfonos celulares, mucho menos redes sociales para comunicarse con sus seres queridos en México. Al verse solo en el campus durante un día festivo, casi tira la toalla apaleado por la nostalgia por su tierra. Mientras hacía las maletas, sus compañeros volvieron y lo animaron a quedarse.

Después de graduarse, comenzó a recibir ofertas de trabajo con sueldos para egresados de maestrías y doctorados. Y aceptó. Laboró en firmas como TRW Aeronautical Systems, Electronic Data Systems y gigantes como Siemens. Un colega de las firmas donde laboraba, y que conocía su trabajo y pasión por la ciencia, le pidió su currículum vítae para entrar a la NASA.

 

La misión al planeta rojo

En julio de 2o2o, el vehículo que enviará la NASA contará con partes diseñadas por el equipo de Velasco, cuyos prototipos se hacen en modelos 3D.

La misión consiste en enviar otro “laboratorio de ciencias en ruedas” a otra parte del planeta rojo con instrumentos nuevos que permitan con la nueva investigación, hacer los preparativos e infraestructura, precisa el científico mexicano.

“Queremos asegurarnos de que podemos obtener oxígeno con los compuestos que ya existen en Marte, crear combustible, y de paso, vamos a recolectar roca y sedimentos que van a regresar a la Tierra”, revela.

El rover que enviarán será muy similar al Curiosity en 2012, pero con algunas modificaciones para preparar el terreno en el que se pretende colonizar el planeta. Esta misión proporcionó elementos que sugieren la existencia de vida, así como evidencias de que alguna vez hubo agua.

“El siguiente paso es enviar astronautas a Marte y colonizar el planeta. Ésa es la visión a futuro”, cuenta.

Sobre el costo de la misión, Velasco no cuenta con un dato actualizado, pero recuerda que el proyecto de 2012 costó 2,000 millones de dólares (mdd).

 

Los retos para mexicanos en EU

Al preguntarle por la situación entre la comunidad mexicana y la tormenta nacionalista de Trump, Velasco asegura que se encuentra en un lugar único donde para lograr las hazañas espaciales que hacen, se necesita talento foráneo.

“La experiencia personal que se van a usar todos los recursos y apoyo para retener este tipo de talento de donde sea, incluyendo el extranjero”.

Pero reconoce que en algunos sectores productivos se ven afectados, donde hay preocupación por las políticas que ha implementado el actual presidente de Estados Unidos.

A pesar de la incertidumbre política y el oscuro futuro en la economía más grande del mundo, Velasco tiene la esperanza de que el panorama pueda cambiar, y la clave para enfrentar ese futuro incierto es que los jóvenes sigan preparándose.

“Trata de convertirte en un experto en el campo que a ti te apasione. Cuando eres el mejor, muchas puertas se van a abrir”.

Te invitamos a leer también:

La mexicana que alineó las estrellas para llegar a la NASA

 

Siguientes artículos

4 especialistas digitales nos dan sus pronósticos para 2018
Por

Inteligencia Artificial, Big Data, chatbots y adaptabilidad de contenidos, son algunas de las tendencias que veremos en...