Por Brian Solomon

Puede que Lyft siga creciendo en Estados Unidos, pero aún es un distante segundo lugar frente a Uber. El mes pasado, según informes, Lyft completó cerca de 14 millones de viajes, un número que Uber registró recientemente en todo el mundo en menos de dos días.

¿Cómo podría Lyft ganar terreno? Parece que tiene una nueva estrategia: robarle un poco de mercado a la vez. En los últimos meses, la startup de transporte ha lanzado media docena de nuevas funciones  para sus pasajeros; dos esta semana: comenzará a vender tarjetas de regalo Lyft en Starbucks y los usuarios pronto podrán añadir una parada extra a sus viajes.

Lee también: Lyft podría estar en venta, ¿quién la compraría?

Ninguna de las nuevas funciones revolucionará dramáticamente la guerra de viajes compartidos. Un portavoz de Lyft dijo que sólo 5% de los usuarios cambian manualmente su destino a mitad del viaje, y muchos de ellos probablemente quieren cambiar su distancia final, no añadir una segunda parada. El número de personas que quieren compartir un viaje con un amigo haciendo una parada para dejarlo o pasar por un café no es aún una gran minoría. Y aunque Starbucks es un importante minorista que podría impulsar el reconocimiento de marca y el número de viajes, no está claro si alguien realmente quiere comprar tarjetas de regalo para pagar por sus viajes.

Ninguna de las otras funciones lanzadas recientemente tienen potencial para causar sensación. En marzo, Lyft Carpool debutó como una nueva forma de solicitar y dar paseos durante tu viaje. En mayo, Lyft anunció que los conductores podrían programar recogidas con hasta 24 horas de anticipación. Uber pronto copió esa característica de viajes programados que permite a sus clientes solicitar recogidas en los próximos 30 días. En julio, Lyft añadió Premier, una forma de solicitar un auto de alta gama, algo similar a Uber Black.

Lee también: GM y Lyft crearán los primeros vehículos autónomos compartidos

La capacidad de Uber para copiar cualquier nueva aplicación que lance Lyft muestra cuán limitado podrá ser el efecto de cualquier nueva estrategia del competidor menor. La mayoría de los consumidores (si es que conoce a Lyft, para empezar) piensa que los dos servicios son más o menos lo mismo. Pero como líder del mercado, Uber no ha sido punta de lanza con nuevas características para su cartera de usuarios. En su lugar, Lyft ha sido quien ha jugado ese papel y experimentado con ideas como el carpooling.

Al final, ya sea que la nueva estrategia ayude a Lyft a ganar participación de mercado o no, los usuarios deben encontrarla refrescante.

 

Siguientes artículos

ICA
ICA va ahora por pista 2 y túneles de nuevo aeropuerto
Por

Esta propuesta se suma a la que realizó ICA la semana pasada junto con el mismo consorcio para construir la pista tres y...