Spark es el primer dron del mundo que obedece a comandos de vuelo por gestos de manos.

El dispositivo fue elaborado por DJI, pesa sólo 300 gramos, con versiones en cinco colores: rojo, amarillo, azul, verde y blanco. Viene equipado con una cámara con sensor CMOS de 1/2.3 pulgadas. Toma fotos de 12 Megapíxeles y graba video en alta definición (HD) estabilizado a 1080 píxeles.

“Controlar un dron con cámara con sólo los movimientos de la mano es un paso de gigante para alcanzar la meta de que la tecnología aérea sea una parte natural de la vida diaria de la gente, en el trabajo, en los viajes, o en los momentos con los amigos y la familia,” dijo Paul Pan, director de producto senior de DJI en un comunicado.

El mini dron Spark, con dimensiones por 143x143x55 milimetros, mantendrá los modos de vuelo inteligente (como Gesture, TapFly y ActiveTrack) desarrollados para otros aparatos de DJI, y traerá novedades que permiten compartir fotos y videos. La nueva función inteligente QuickShot permite que el dron siga una trayectoria prefijada mientras graba un pequeño vídeo y mantiene al sujeto encuadrado durante su vuelo. Esta capacidad se divide en Rocket, Dronie, Circle y Helix, y todas crean automáticamente un vídeo de 10 segundos del vuelo, que puede compartirse redes sociales.

PUBLICIDAD

¿Cómo usarlo?

DJI recomienda que en todo despegue desde las manos Spark sea equipado con protectores de hélice. Cuando eso ocurre, el dron entrará automáticamente en modo Gesture, y partir ahí acceder a la función PalmControl, para pilotar apenas con gestos de la mano.

Con Gesture también se puede poner a Spark arriba y lejos de quien lo comanda, lo que permite hacer un selfie, y llamarlo de vuelta sólo con las manos. El estabilizador mecánico (gimbal) del mini dron tiene 2 ejes, y por la tecnología UltraSmooth de DJI reduce drásticamente los temblores y la distorsión del obturador.

Spark aún contará con un control remoto que permitirá a los usuarios cambiar a modo Sport y disfrutar de la máxima velocidad de 50 kilómetros por hora (km/h) En esa función el estabilizador se pone en vista en primera persona (FPV) para que la cámara sea orientada por el movimiento de cabeza del piloto, desde que el dron esté conectado a las DJI Goggles.

La alimentación del nuevo equipo será por una batería LiPo de alta densidad energética y le da a Spark una autonomía de tiempo de vuelo máximo de hasta 16 minutos. Y con el control remoto, el Spark permitirá transmitir vídeo en 720 píxeles en tiempo real a una distancia de hasta 2 km.

 

 

 

Siguientes artículos

Aston Martin reporta su primera ganancia trimestral en 10 años
Por

La automotriz británica comienza a ver los frutos de la reestructuración iniciada por su equipo directivo.