El gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, indicó que un yen más débil es positivo para la economía de Japón.

Reuters

El gobernador del Banco de Japón (BoJ, por sus siglas en inglés), Haruhiko Kuroda, subrayó su determinación de mantener el estímulo por un período prolongado, pero no ofreció señales de que lo ampliará pronto, permaneciendo optimista sobre las perspectivas a pesar de señales de que la economía podría estar en una leve recesión.

Kuroda también mantuvo su opinión de que un yen más débil es positivo para la economía de Japón. Pero modificó levemente su tono al reconocer las preocupaciones de la comunidad empresarial de que unos nuevos descensos de la moneda japonesa podrían perjudicar a las pequeñas empresas y los hogares al aumentar los costos de importación.

PUBLICIDAD

“Si los movimientos de divisas reflejan los fundamentos económicos y financieros, deben ser positivos, no negativos, para la economía. Pero los propios fundamentos fluctúan, por lo que es importante tener esto en cuenta”, dijo el martes.

Como se esperaba, el BoJ votó en forma unánime para mantener su promesa de incrementar la base monetaria, o dinero en efectivo y depósitos en el banco central, a un ritmo anual de 60 a 70 billones de yenes (de 547,000 a 638,000 millones de dólares) a través de compras de bonos soberanos y activos.

El banco central mantuvo su opinión de que la tercera mayor economía del mundo sigue recuperándose moderadamente como tendencia.

Pero el BoJ ofreció una visión más pesimista de la producción fabril, diciendo que se está “debilitando” luego de que una caída de la demanda después de un alza del impuesto sobre las ventas en abril dejó a las automotrices y los fabricantes de aparatos electrónicos con un exceso de inventarios.

Un índice del Gobierno que mide las condiciones económicas actuales empeoró en agosto, según datos difundidos el martes, una señal de que la economía podría estar en recesión en momentos en que sufre los efectos de la subida del impuesto a las ventas.

Kuroda reconoció que el dolor del alza impositiva y un mal clima veraniego habían pesado más que lo esperado sobre el consumo. Sin embargo, subrayó que después de un bache temporal, el crecimiento va a rebotar lo suficiente como para acelerar la inflación hacia el objetivo de precios del BoJ.

 

 

Siguientes artículos

Porqué se devaluó el peso
Por

El dólar es la moneda que se ha fortalecido no sólo con respecto al peso, sino con relación a prácticamente todas las mo...