Entre las dramáticas revelaciones de la entrevista de Oprah de esta semana con el príncipe Harry y Meghan Markle estaba que la familia real los había cortado económicamente, dejándolos responsables del costo significativo de proporcionar su propia seguridad.

El costo anual por servicios de seguridad para proteger las 24 horas del día al duque y duquesa de Sussex fácilmente podría alcanzar entre 2 y 3 millones de dólares, según cuatro expertos en seguridad entrevistados por Forbes. Un portavoz de la pareja real se negó a comentar.

¿A dónde va todo ese dinero? Para empezar, es probable que usen una combinación de guardias y dispositivos electrónicos para asegurar su mansión en Montecito, California. Pero como cualquier celebridad de Hollywood, las necesidades de seguridad de la pareja se extienden mucho más allá de los terrenos de su propiedad de 7.4 acres (29,946 metros cuadrados). Necesitarán equipos para explorar ubicaciones antes de cualquier visita planificada y proporcionar vehículos para escoltarlos de manera segura. Es probable que los expertos en seguridad monitoreen las redes sociales continuamente y se mantengan en contacto con la policía local para identificar amenazas e incluso empleen señuelos para desviar a los paparazzi de su rastro.

“Ya pasó por perder a su madre debido a la falta de evaluación de riesgos en esa situación”, dijo D-Teflon de APA Celebrity Protection Group, el apodo preferido del actor y productor que proporcionó seguridad a celebridades como Justin Timberlake, 50 Cent y Kiefer Sutherland, refiriéndose a la persecución por parte de los paparazzi de la princesa Diana que precedió al fatal accidente automovilístico en 1997. “Entonces él tiene que pensar una cosa: ‘¿quiero que mi esposa y mi hijo pasen por la misma suerte?'”.

La policía metropolitana, que protege a la familia real en todo el mundo, dejó de brindar seguridad cuando la pareja renunció como miembros activos mientras estaban en Canadá la primavera pasada. Cuando el príncipe Harry y Meghan se mudaron a Los Ángeles en abril de 2020, inicialmente se quedaron en una casa propiedad del productor de películas, el multimillonario Tyler Perry, quien se encargó de su seguridad. Pero desde que se establecieron el verano pasado en Montecito, una comunidad costera en el condado de Santa Bárbara, el príncipe Harry y Meghan están pagando la cuenta.

Kent Moyer, director ejecutivo de The World Protection Group, una firma de seguridad ubicada en Beverly Hills, dijo que el príncipe Harry cometió un error de novato al comprar la propiedad a su nombre, haciendo que la dirección de la familia esté disponible a través de registros públicos.

“Se necesitan 10 minutos para caminar hasta encontrar esa propiedad”, dijo Moyer.

Cualquiera que sea la empresa que esté salvaguardando a la familia probablemente lo tuvo en cuenta al realizar una evaluación inicial de vulnerabilidad de la propiedad, que toma en consideración terremotos, incendios forestales y otros desastres naturales, además del diseño de la casa y los terrenos circundantes. 

Por ejemplo, Moyer dice que le gusta desplegar drones para patrullar el perímetro de las propiedades de las celebridades para detectar intrusos, iluminar al intruso, capturar fotografías y videos y anunciar que deben abandonar la propiedad. Otros prefieren perros.

Las mayores amenazas pueden provenir de adentro. Moyer dijo que las vecinas del duque y la duquesa, Ellen DeGeneres y Portia De Rossi, tienen seguridad y sensores a tiempo completo en toda la propiedad, pero su casa fue asaltada el verano pasado en lo que se ha caracterizado como un “trabajo interno”.

“He trabajado para clientes donde la persona más peligrosa era el jefe de seguridad o un amigo cercano”, dijo Moyer. “Intentaban sabotearnos intencionalmente. Eso es una gran preocupación”.

Los riesgos fuera 

Salir de casa presenta diferentes riesgos. Los equipos de seguridad inspeccionan el hotel, aeropuerto o lugar antes de cualquier visita planificada. Una caravana de automóviles, generalmente un vehículo líder y un vehículo de pista, escoltan al príncipe Harry o Meghan a su destino, asegurándose de que si hay una parada de tráfico o una brecha de seguridad, tengan múltiples formas de escapar.

“Cada movimiento tiene que ser coreografiado. En algunos casos, sólo es necesario adelantar un simple viaje a una cafetería “, dijo Anthony Davis, cuya firma, AD Entertainment, ha brindado seguridad a The Osbournes, Fleetwood Mac, Billy Idol y Michael Jackson’s Victory. “¿Hay personajes sospechosos? ¿Hay mucha gente en la calle? ¿Hay construcción de carreteras que nos limite y nos convierta en objetivos mientras estamos sentados en el tráfico? Por lo tanto, hay muchas variables que debe considerar cuando se es responsable de brindar protección a familias e individuos tan destacados”.

Los paparazzi suponen un riesgo especial, como sabe el príncipe Harry por trágica experiencia personal.

La riqueza de los Duques de Sussex

D-Teflon dice que una vez acompañó a Morgan Freeman a un restaurante cuando uno de los otros clientes compartió su ubicación con un amigo. Mientras se preparaban para irse, se encontraron con una multitud de fans y paparazzi fuera del restaurante, una situación potencialmente volátil. Dijo que le gusta contratar guardias de seguridad para que se hagan pasar por paparazzi y desviar a los otros fotógrafos del camino, o emplear a personas famosas como señuelos.

“Los paparazzi siguen el ruido, siguen los clics”, dijo D-Teflon. “Puedo usar eso como una distracción, para que se vayan a la izquierda. Mientras tanto, salimos en la dirección opuesta. Si comienza una persecución a alta velocidad, están persiguiendo a la persona equivocada “.

Por: Dawn Chmielewski

 

Siguientes artículos

Departamento de Justicia de EU presentará 100 cargos más por ataque al Capitolio
Por

Más de 300 personas se enfrentan ya a cargos derivados del asalto, que dejó cinco muertos y más de 130 policías heridos....