La crisis política y económica que vive Venezuela ha generado una tentadora oferta de viviendas de lujo a precio de saldo.

“Nunca imaginé que viviríamos en una casa así”, dice Germán propietario de un apartamento en Chuao, una de las zonas más cotizadas de Caracas.

Son 3 dormitorios y 136 metros cuadrados en una planta alta de un edificio cuyo diseño recibió premios de arquitectura cuando lo construyeron.

Después de años trabajando duro en el sector audiovisual y ahorrando gran parte de los dólares que le pagaban por ello, Germán pudo lanzarse a la compra del apartamento en el que sueña que él, su mujer y su hijo pasen los próximos años.

Según Roberto Orta, presidente de la Cámara Inmobiliaria Metropolitana, “los precios cayeron de manera sostenida en los últimos 4 años entre un 50 %y un 75%”.

“Si en las principales ciudades de América Latina el precio de metro cuadrado se sitúa en unos 1,500 dólares, en Caracas está ahora en 500 dólares “, dice Orta en conversación con BBC Mundo.

Poder adquisitivo

“La caída del poder adquisitivo de los venezolanos, la falta de créditos bancarios y la situación política, con acciones en contra de la propiedad privada, han hecho que se pierda la confianza en el país”, señala Roberto Orta.

Sin embargo, algo parece estar cambiando últimamente ya que los problemas con la electricidad de los últimos días han paralizado aún más la actividad, pero los profesionales del sector habían detectado ya antes un fenómeno por el cual muchos vendedores se están echando atrás, frustrando las transacciones de las que ellos obtienen sus comisiones.

Lo llaman “el efecto Guaidó”.

Te recomendamos: La crisis petrolera en Venezuela podría colapsar su economía: IIF

 

Siguientes artículos

Libertad, punto clave en negociación entre Daniel Ortega y oposición
Por

El diálogo en Nicaragua se encuentra en suspenso, luego que los representantes de la Alianza exigieran al gobierno crear...