Una carpa blanca apostada en la recién remodelada plancha del Zócalo se levantó desde la madrugada de hoy para recibir el apoyo de los capitalinos a los afectados por el sismo de 7.1 grados en escala de Richter que sacudió el centro del país. Voluntarios ciudadanos apoyan formando filas para pasar mano en mano los productos que pronto saldrán a los sitios afectados, otros ordenan los productos y otros más apoyan ofreciendo agua y algún pedazo de pan a los voluntarios.

Con megáfono en mano, Oscar Enrique Taylor Moreno, subdirector jurídico del gobierno central de la Ciudad de México, coordina los trabajos de acopio en esta zona.

En entrevista con Forbes, el funcionario señala que, aunque toda la ayuda es necesaria y los víveres vitales, los medicamentos y material necesario para el retiro de escombros llega a cuenta gotas.

Personal que apoya en las labores de coordinación y acopio de los medicamentos señalaron a Forbes que se necesitan

  • soluciones glucosadas
  • soluciones fisiológicas
  • guantes de látex
  • cubrebocas
  • equipo de venoclisis.
  • termómetros
  • analgésicos
  • desinflamatorios
  • antibióticos

Pasantes de medicina y rescatistas esperan reunidos en el centro de acopio instalado en la plancha del Zócalo para apoyar en acciones de rescate.

Desde este lugar se coordina el gobierno central de la Ciudad de México con protección civil para destinar a integrantes de los cuerpos médicos y paquetes de medicina a las distintas zonas de desastre localizadas en la Zona Metropolitana del Valle de México.

Aunque en las zonas devastadas se encuentra personal médico calificado el apoyo de los pasantes resulta necesario.

El movimiento en esta parte del centro de acopio en la Plaza de la Constitución es menos frenético que en la zona de víveres.

Los aplausos entre los voluntarios son constantes para la gente que no deja de llegar con ayuda.

 

Siguientes artículos

ABC para que detectes grietas tras el sismo y qué debes hacer al respecto
Por

Si observas grietas diagonales y paralelas a la horizontal del piso te recomendamos abandonar la construcción.