Luego de 5 meses de actividad irregular por las restricciones de movilidad a causa de la pandemia, los aeropuertos comenzaron a retomar sus flujos de pasajeros a diferentes ritmos aunque los más avanzados no están en las principales ciudades del país.

El impacto de la pandemia de Covid-19 en México causó la caída de más de 90% del tráfico aéreo durante el segundo trimestre del año con una ligera mejora en junio. A partir de esa fecha, el tráfico de pasajeros ha incrementado paulatinamente hasta aproximarse hacia el 50% de caída en relación con los datos de 2019.

Según los reportes de los tres grupos aerportuarios que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), para agosto pasado, las terminales de Grupo Aeroportuario Centro Norte (OMA) promediaban una caída de 61.3% en relación con el octavo mes de 2019; las de Grupo Aeroporturario del Sureste (Asur) cayeron 63.1% en conjunto para ese mismo mes mientras que las del Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) se ubicaron en 52.6% menos que agosto del año pasado.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

No obstante, entre sus terminales se registraron varias con caídas notablemente menores al resto del sector.

Por ejemplo, Tijuana es el aeropuerto de estos 3 grupos que registra el mayor avance en relación con los vuelos registrados en 2019, al tener una caída para agosto de 29.4%.

“Tijuana es en el que menos ha caído el tráfico de pasajeros y probablemente esto se deba a que la mayoría de las rutas sí son de lo que las aerolíneas de low cost llaman pasajeros de VFR: parientes, amigos y demás. Ha sido sumamente resiliente a pesar de que en su momento estaba detonando el crecimiento el Cross Border, hoy sé que no se puede usar salvo que tengas residencia en EU, habla también de lo relevante que acaba siendo esta ruta para la gente que sí tiene nacionalidad estadounidense”, sostuvo Alejandra Marcos, analista de Intercam Casa de Bolsa.

Resaltó que si bien Morelia, también operada por GAP, tuvo un descenso de 30.4% en relación con el año pasado para el mes de agosto, el volumen de vuelos que recibe ese aeropuerto es mucho menor, por lo que no se puede destacar de esta manera.

Aeropuertos como los de Tapachula y Villahermosa, operados por Asur, o Mazatlán, a cargo de GAP, también tienen caídas más moderadas que el promedio del mercado, pero su volumen de pasajeros es muy bajo, con lo que reactivar una ruta puede tener gran impacto en sus resultados, destacó Marcos.

Otro caso similar al de Tijuana es el aeropuerto de Culiacán, operado por OMA, que tuvo una caída de 49.5%, 10.8 puntos porcentuales por debajo del promedio del grupo y la segunda más baja de esa empresa, solo detrás de su vecino Mazatlán, que cerró agosto con una caída de 36.9% año contra año.

Culiacán destaca por ser el segundo mayor aeropuerto operado por OMA solo detrás del de Monterrey e incluso por encima de Acapulco. “Es un centro de negocios importante para la región noroeste del país, estamos hablando de agroindustria principalmente, entonces puede ser que también haya una recuperación gradual de la actividad económica de la región, finalmente es uno de los principales polos de desarrollo de ese estado y también del noroeste del país”, explicó a Forbes Marco Montañez, analista de la industria aérea de Vector.

Un caso particular en la muestra analizada es Cancún, operado por Asur, señaló Juan Huitrón, especialista en industria aeronáutica, pues desde que reabrió su actividad turística en julio ha mostrado avances importantes y para agosto ya se ubicó con una caída menor a la de su grupo.

“Los aeropuertos más expuestos al tráfico de pasajeros internacionales como Cancún se van a ver más afectados, de todos modos en el mes de agosto sorprendió muchísimo”, señaló Marcos.

“También te habla en Cancún de estas promociones que están tratando de llevar a cabo los hoteleros para estar a su máxima capacidad permitida, que es el 30%”.

Te sugerimos: Aeroméxico recibe 100 mdd de financiamiento por reestructura

En contraste, las terminales de las grandes ciudades del país como Guadalajara o Monterrey han tenido un desempeño más lento pues si bien funcionan como destinos turísticos y son relevantes para familiares y amigos, una de sus principales fuentes de viajeros son los negocios.

Aunque para Montañez, Guadalajara sí ha manifestado mejoras en el tráfico a causa de los viajeros VFR.

“Monterrey sobre todo es una ciudad de negocios y si no hay movimiento (de negocios), por más que sea una ciudad importante, no hay mucho tránsito. Los vuelos directos desde EU se van a retomar en octubre”, acotó Huitrón.

Sobre las perspectivas hacia finales de 2020, la analista de Intercam consideró que se podrán números mejores cada vez en relación con los meses anteriores, pero todavía muy por debajo de los niveles de 2019.

“Vamos a ver un septiembre muy fuerte en 2020 contra septiembre, que generalmente es débil, pero octubre, noviembre y diciembre veremos una recuperación secuencial, mes contra mes, pero año contra año, esperamos caídas por lo menos de 50%, 40% en el último trimestre del año”, vaticinó.

Tráfico de pasajeros en agosto

Aeropuerto20202019Variación (%)
Tapachula25.331.7-20.2
Tijuana545.4772.1-29.4
Morelia51.974.6-30.4
Mazatlán55.788.4-36.9
Culiacán107.9214-49.5
Guadalajara603.41281.3-52.9
Villahermosa43.5111-60.8
Cancún819.32,169-62.2
Monterrey373.71050.6-64.4
*En miles de pasajeros. Fuente: Elaboración propia con datos de OMA, Asur, GAP. Se incluyen los dos aeropuertos con las menores caídas de cada grupo y los mencionados en el texto.

 

Siguientes artículos

Estos son los retos que los ‘gigantes’ del chocolate han enfrentado en la era Covid-19
Por

El cierre de tiendas, la disminución de los ingresos en los hogares y el confinamiento, han provocado que empresas como...