Usar lentes de contacto ya no será exclusivo de aquellos que quieran mejorar su vista. Científicos afirman que en un futuro, este aparato usado por más de 45 millones de personas, será un aliado para detectar enfermedades sin tener que salir de casa o acudir a un médico.

Recientemente, investigadores de la Universidad de Birmingham en Reino Unido desarrollaron un lente de contacto que, junto con una aplicación móvil, puede monitorear los niveles de glucosa.

Gracias al diseño del equipo liderado por Haider Butt, experto en nanotecnología, los lentes “se hinchan” de acuerdo a los cambios de glucosa. Con esta alteración de forma también cambia la manera en la que la luz rebota en los lentes. Aunque los cambios no son notorios a simple vista, sí pueden ser detectados con un sensor especial en los smartphones.

Por ahora, la vida útil de este artefacto es de tres meses con una eficacia de hasta 300 ciclos de glucosa. Los niveles de azúcar en la sangre varían a lo largo del día, de acuerdo a la frecuencia y cantidad de comida y cantidad de actividad física que realiza una persona.

Mohamed Elsherif, autor principal de la investigación, asegura que los lentes de contacto podrán ser adaptados para detectar otras biomoléculas. Por ejemplo, proteínas específicas en las lágrimas que son indicios de enfermedades como el glaucoma, fibrosis quística o el herpes.

Con información de Massive Science 

 

Siguientes artículos

Foto Reuters.
CDMX lanza descuentos de 80% para multas de tránsito
Por

El gobierno capitalino condonará a los propietarios de vehículos el 80% del monto a pagar por cada multa.