La desaceleración económica global que inició en 2019, la expansión del coronavirus, que ha provocado la interrupción de las cadenas de suministro globales; y la guerra petrolera entre Rusia y Arabia Saudita, principales productores del crudo; han dejado sentir sus efectos en los mercados financieros mundiales y México no es la excepción. 

Sin embargo, autoridades hacendarias confían en las “fortalezas” de las finanzas públicas diseñadas sobre un marco de “extrema cautela”, según las palabras de Arturo Herrera, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). 

El primer pilar es una deuda pública controlada, señaló Herrera. Alrededor de 78% de la deuda pública, está denominada en pesos y 81% se encuentra en tasa fija, además 100% de la deuda externa también se encuentra a tasa fija. 

“Esto blinda a la economía frente a movimientos de la tasa de interés y a movimientos en el tipo de cambio”, detalló en una conferencia de prensa organizada en el museo de la Casa de Moneda México. 

El segundo pilar, señaló el titular de hacienda, es que las finanzas públicas cuentan con una serie de líneas de crédito “extraordinariamente fuertes para enfrentar cualquier tempestad”, entre ellas la línea de crédito flexible del Fondo Monetario Internacional por 61,000 millones de dólares y la del Departamento del Tesoro de Estados Unidos por un monto de 9,000 millones de dólares. 

Estas líneas de crédito atienden la demanda de préstamos de prevención y mitigación de crisis proveniente de países con marcos de política e historiales económicos sólidos. 

Asimismo, el encargado de las finanzas públicas del país señaló que el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP), cuenta con 158,000 millones de pesos; así como el Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas que cuenta con 60,000 millones de pesos. 

El Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP) se utiliza para “amortiguar los efectos sobre las finanzas públicas y la economía del país cuando se observe una recaudación menor a la esperada”, en 2019 el gobierno federal utilizó 125,000 millones de pesos de este fondo.

TAMBIÉN LEE:

El ‘lunes negro’ le pegó a Carlos Slim, Amancio Ortega y otros multimillonarios de Forbes

La cuarta línea de defensa para las finanzas públicas se basa en las coberturas de los ingresos petroleros, pese a que estos representan 4% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, la mitad de lo que representaban hace una década. 

“Hemos cubierto el monto que teníamos estimado, al precio que teníamos estimado, que eran 49 dólares por barril. Entonces, la parte de los ingresos del gobierno federal están cubiertos”, afirmó. 

El pasado lunes los mercados financieros y los precios del petróleo registraron un desplome histórico debido a los temores de la expansión del Coronavirus en diversos países del mundo y la guerra petrolera entre Rusia y Arabia Saudita. 

Para Herrera dicho enfrentamiento entre países petroleros será temporal, sin embargo provocó una caída de 31.7% del precio del barril de la mezcla mexicana al venderse en 24.43 dólares. 

Asimismo  la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) registró su peor caída en 11 años al retroceder 6.42%; en tanto que el peso mexicano tuvo un descenso de 5.3% al cerrar en 21.17 pesos por dólar, ante este panorama la Comisión de Cambios integrada por Hacienda y el Banco de México, anunciaron un incremento de 10,000 millones de dólares en su programa de coberturas cambiarias.

 

Siguientes artículos

bancos
Adolescentes están a un paso de poder abrir cuentas bancarias
Por

La Cámara de Diputados envió al Ejecutivo las reformas que aprobó para que adolescentes de entre 15 y 17 años puedan abr...