La situación migratoria, en medio de la caravana centroamericana en la frontera con Estados Unidos, el impacto por el crecimiento de China y la diversificación comercial en el marco de la firma del T-MEC son algunos retos internacionales a los que se enfrenta el nuevo gobierno, liderado por Andrés Manuel López Obrador.

“Tal vez el momento que hoy vivimos por la crisis humanitaria en Tijuana, donde han llegado miles de solicitantes de refugiados centroamericanos, sea el primero y más importante desafío en materia internacional que enfrenta el gobierno de López Obrador, que involucra al menos a cinco países: Guatemala, Honduras, El Salvador, Estados Unidos y México”, opinó Carlos Heredia, profesor e investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

Una de las soluciones es que tanto México como Estados Unidos apliquen un programa de desarrollo con Centroamérica, en el que se integre a los gobiernos de la región.

“Las élites políticas y económicas se deben responsabilizar de su gente. No tiene sentido que ambos países tengan un programa de desarrollo para Centroamérica, debe ser con la participación de los gobiernos (de la región)”, dijo el especialista.

PUBLICIDAD

En octubre, López Obrador anunció que se darán visas de trabajo a los migrantes centroamericanos que quieran quedarse en México.

Por otra parte, este 5 de diciembre, Luis Aguirre Lang, presidente del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index Nacional), informó que 700 de los 2,000 migrantes centroamericanos que están en México y han buscado asilo en Estados Unidos podrían trabajar en la industria maquiladora nacional.

“Hemos atendido a más de 2,000 (personas) en el módulo tripartita con Gobernación y el Servicio Nacional del Empleo e Index en Tijuana, pueden ser con perfiles para el sector agrícola u otros. En nuestro sector hay 680 perfiles aproximadamente”, comentó Aguirre en conferencia de prensa con motivo del cierre de año.

Te recomendamos: IP y gobierno deben trabajar juntos para lograr un progreso: Frank Devlyn

Además, Carlos Heredia señaló que los gobiernos deben dar solución a la explotación de recursos naturales; la dependencia de las remesas de los trabajadores migrantes, lo cual debe cambiar hacia la inversión de formación y capacitación en la gente; la violencia; y al cierre de oportunidades de transformación pacífica.

“No hay una solución fácil e inmediata. El error que se comete frecuentemente es pensar que puede existir una falsa salida militar o de contener y deportar migrantes. El principal blindaje es que los gobiernos deben enfocarse en las causas de raíz del éxodo centroamericano… Las élites económicas y políticas se han dedicado a exportar pobres para que envíen remesas”, explicó.

China, un reto para México

Otro reto para México, que debe abordar la nueva administración, es el crecimiento de China, pues el país ha perdido ventaja en diversos segmentos ante el gigante asiático en el mercado estadounidense.

“Es un reto porque la economía China será más grande que la estadounidense por el tamaño de su producto interno bruto (PIB) en los próximos cinco años; en segundo lugar, China se volvió el país más avanzado en inteligencia artificial y otros tipos de innovaciones tecnológicas; y en tercer lugar, porque no se ha caracterizado por respetar las reglas del juego de la Organización Mundial del Comercio o de la propiedad intelectual”, comentó Heredia.

Por su parte, Norma Soto, especialista en relaciones internacionales en la Universidad La Salle, añadió que hay una fuerte competencia internacional porque China es un mercado que está presente en todo el mundo y han aprovechado para comerciar sus productos no sólo hacia la parte Norte con Estados y Canadá, sino al Sur.

Puedes leer: Transición 2018 | El efecto ‘presidente electo’ sobre el peso

México debe diversificarse

Por otra parte, los especialistas coinciden en que México debe buscar la diversificación comercial y aprovechar los tratados con otros países, más allá del mercado estadounidense, en el marco de la firma del nuevo acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá (T-MEC) en Buenos Aires, Argentina, tras más de un año de negociaciones entre las tres naciones.

“Entre las nuevas directrices de México para el mundo está la diversificación comercial, el país tiene 12 tratados internacionales que abarcan 42 países, lo que nos permite tener relación en la parte Norte, Sur y en todos lados del continente”, comentó Norma Soto.

Por ejemplo, el mercado mexicano está dentro del Acuerdo Global y Progresivo para la Asociación Transpacífico (CPTPP o también conocido como TPP-11), lo que permite al país tener relación comercial con Australia, Chile, Malasia, Japón, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Vietnam, entre otros.

“También participamos en muchos organismos internacionales, en la Organización Mundial del Comercio (OMC) y el país siempre se ha apegado a la política de la nación más favorecida y tratar a todos en la misma situación en el ámbito comercial. Hay que seguir aprovechando los tratados comerciales y desvincularse un poco con Estados Unidos y Canadá”, comentó Soto.

 

Siguientes artículos

Este vestido detecta cuántas veces acosan a una mujer en una noche
Por

La problemática que afecta al 40% de las mujeres en México, según cifras del Inegi, es comúnmente subestimada e invisibi...