Tener un crecimiento mucho más lento, la pérdida de competitividad y hasta el cierre del negocio son algunos de los riesgos que las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) pueden correr si no apuestan por el uso de soluciones digitales en sus negocios, coincidieron representantes de American Express, Mercado Pago y Edenred México, durante su participación en el webinar Digital solutions para impulsar el negocio, que forma parte de The American Express Business Class Webinar Series by Forbes Latam.

“No entender que el mundo cambió, no usar medios de pago electrónicos puede limitar mucho el crecimiento en el futuro. La coyuntura actual eso nos demostró” por lo que es necesario elegir qué tipo de herramientas utilizar para ser exitoso, comentó Eduardo Viniegra, Vicepresidente de Global Products Management para Canadá y Latinoamérica de American Express. 

Con él coincidió Sergio Dueñas, Country Manager de Mercado Pago México, para quien no adoptar soluciones digitales puede hacer más lento el crecimiento de las empresas. También mencionó que es importante que las Pymes pierdan el miedo al mundo digital, ya que este les ofrece una oportunidad más grande para crecer. “El valor está identificado y existe”.

Para Andrea Keller, director general de Edenred México, otro de los riesgos es no creer en el potencial digital, porque es un acelerador de los negocios, además de la excesiva atomización de las soluciones tecnológicas y que las pymes no sepan qué herramientas adoptar.

Por ello, es importante que las Pymes adopten soluciones digitales que les ayuden no solo a mejorar sus procesos internos, sino también a ofrecer productos y servicios cada vez más personalizados. Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el acceso a este tipo de soluciones permite que las empresas automaticen sus procesos y que también tengan acceso a créditos y servicios financieros a los que tradicionalmente no tenían acceso, agregó Eduardo Viniegra. 

Desafíos que persisten

La alta dependencia hacia el efectivo en México es uno de los mayores desafíos para impulsar la adopción de herramientas digitales, ya que si bien la situación actual aceleró su uso–antes de la pandemia, 93% de la población usaba efectivo como método principal de pago y a un año de esto, la cifra es de 86%, según un estudio del Banco de México (Banxico)–, la cifra aún es alta. 

Así, parte del reto es cómo hacer que la gente se sienta cómoda con digitalizarse. 

“El contexto del último año y medio hace ver que sí es algo cultural, pero también es rápido de cambiar, por ejemplo, está esa migración que se dio hacia el comercio electrónico”, indicó Sergio Dueñas de Mercado Pago. 

Eduardo Viniegra de American Express comentó que hacia futuro habrá una disminución en el uso del efectivo y la adopción de los pagos digitales en México será mucho más creciente en los próximos años. 

Uno de los catalizadores de la digitalización serán las nuevas generaciones, según Andrea Keller de Edenred México, ya que los jóvenes no pueden imaginar productos offline, “hoy todo mundo está conectado”. 

 

Siguientes artículos

Por escasez de chips, Ford reducirá 50% producción de autos en segundo trimestre
Por

Ford dijo que la escasez de chips le costará alrededor de 2,500 millones de dólares y cerca de 1.1 millones de unidades...