Por Madeline Berg

Game of Thrones volvió anoche para su séptima temporada con “Dragonstone”, y 16.1 millones de personas vieron como Daenerys llegó a Westeros y Arya Stark anunció a Ed Sheeran sus planes de asesinar a Cersei Lannister.

Aproximadamente 10.1 millones de espectadores vieron el show en televisión, mientras que el resto observó a través de grabadoras digitales y a través de plataformas de streaming, incluyendo HBO Go y HBO Now —excepto en México y otros países de América Latina, donde los servidores no resistieron la prueba de fuego—. Eso representa un aumento de 50% frente a los 10.7 millones de espectadores de todas las plataformas que sintonizaron el estreno de la temporada pasada en abril de 2016, a pesar de que la audiencia es a menudo más alta en la primavera que en el verano.

Los números lineales también superaron a los 8.9 millones de espectadores del final de la temporada 6, que fue, en ese momento, el episodio más visto de la serie. El episodio también fue el más tuiteado en la historia del programa, cosechando más de 2.4 millones de tweets entre las 6 p.m. Y 2 a.m. EDT, de acuerdo con Twitter.

PUBLICIDAD

Lee también: ‘Game of Thrones’, la serie que lo cambió todo para HBO

“Aunque muchos han predicho que el video a la carta mataría la experiencia social del acto de ver y discutir un programa de televisión al mismo tiempo, el enorme impacto en tiempo real de Game of Thrones indica que cuando hay suficiente anticipación alrededor de un programa de televisión, siguen siendo millones de espectadores los que quieren ver un nuevo episodio en el segundo que esté disponible”, dice Jonathan Cohen el analista de marca principal en la empresa de tecnología de marketing Amobee.

Aunque los ratings de HBO vía streaming no se traducen en dólares para los anunciantes como lo harían en una cadena de televisión tradicional, sí significan que un montón de suscriptores de HBO ven el programa. Estos suscriptores son el sustento de la cadena y están detrás de sus 1,600 millones de dólares en ingresos y 583 millones en ingresos operativos durante el primer trimestre de 2017.

Ese ingreso incluye el dinero de HBO Now —el servicio digital de HBO que solo tiene más de 2 millones de suscriptores—. Al menos 23% de todo el engagement digital en torno a la plataforma de HBO Now se ha derivado de Game of Thrones, de acuerdo con Amobee. Esto significa que uno de cada cuatro suscriptores de HBO Now podría ser un espectador de Game of Thrones.

“No vendemos publicidad, así que mientras hagamos un show con el que la gente se enganche, quiere decir que lo hacemos bien”, dijo a Forbes Casey Bloys, jefe de programación de HBO.

Lee también: 7 razones para seguir la nueva temporada de ‘Game of Thrones’

Y la gente sí que se engancha con la serie. Entre el ruido generado en redes sociales y la conversación en torno a los premios (Game of Thrones ganó más Emmys que cualquier otro programa el año pasado), hay mucho qué decir alrededor de la serie. Cuando ese ruido es generalmente positivo como lo es para Game of Thrones, se traduce en valor de marca para HBO.

Si los ratings del primer episodio son un indicador de lo que está por venir, HBO tiene dos temporadas más para darle a Game of Thrones su influencia positiva en la marca y sus cifras de ingresos, y entonces todo lo que puede hacer es esperar otra serie —un spin-off, quizá— que pueda tener el mismo efecto.

 

Siguientes artículos

América Móvil audita a filial en Guatemala tras investigación por sobornos
Por

La empresa de Slim realiza esa investigación en su subsidiaria, después de que se diera a conocer una indagatoria que re...