Estados Unidos informó esta mañana al gobierno de México su intención de enviar a migrantes no mexicanos que hayan entrado a su territorio de forma indocumentada mientras esperan el desenlace de su proceso migratorio en ese país, informó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Ante esta notificación del Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés), la Cancillería indicó que el gobierno reafirma su derecho de admitir o rechazar el ingreso de extranjeros a su territorio.

En ese tenor, señaló que recibirá a algunos migrantes “por razones humanitarias y de manera temporal”, en particular a los menores de edad, estén acompañados o no.

La SRE apuntó en un comunicado que recibirá a las personas que cumplan las siguientes condiciones:

PUBLICIDAD
  • Haber ingresado a Estados Unidos por un puerto de entrada o que hayan sido aprehendidas entre puertos de entrada.
  • Haber sido entrevistadas por las autoridades de control migratorio de Estados Unidos y haber recibido un citatorio para presentarse ante un Juez Migratorio, como indica la legislación mexicana y compromisos internacionales como la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, su Protocolo, así como la Convención Contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes.

A los migrantes que cumplan con los dos supuestos, el gobierno mexicano les permitirá solicitar su internación, permanecer en territorio nacional bajo la condición de “estancia por razones humanitarias” y realizar entradas y salidas del país.

De acuerdo con la Cancillería, los migrantes recibidos tendrán derecho a un trato igualitario sin discriminación alguna y con el debido respeto a sus derechos humanos, así como la oportunidad de solicitar un permiso para trabajar.

Asimismo, la dependencia adelantó que procurará la coordinación entre los dos países a nivel técnico-operativo a fin de que los migrantes participen en sus audiencias ante jueces migratorios estadounidense, con acceso sin interferencias a información y servicios legales.

“Las acciones que tomen los gobiernos de México y de Estados Unidos no constituyen un esquema de Tercer País Seguro, en el que se obligaría a las personas migrantes en tránsito a solicitar asilo en México. Están dirigidas a facilitar el seguimiento de las  solicitudes de asilo en los Estados Unidos, sin que eso implique obstáculo alguno para que cualquier persona extranjera pueda solicitar refugio en México”, mencionó la SRE.

López Obrador habla con Trump sobre tema migratorio

 

Siguientes artículos

Trump amaga con no firmar ninguna ley si no hay ‘perfecta seguridad fronteriza’
Por

El mandatario busca presionar nuevamente al Partidos Demócrata para que sus legisladores aprueben los fondos para constr...