Las negociaciones esta semana serán lideradas por Roberta Jacobson, la máxima autoridad diplomática estadounidense para América Latina.

 

Reuters

Estados Unidos tratará de convencer a Cuba para que levante las restricciones de viaje a sus diplomáticos y convierta la sección de intereses en una embajada durante la histórica ronda de conversaciones que se desarrollará en La Habana, dijo el lunes un funcionario de alto rango del Departamento de Estado.

PUBLICIDAD

Las negociaciones esta semana serán lideradas por Roberta Jacobson, la máxima autoridad diplomática estadounidense para América Latina, en la que será la primera visita de un alto funcionario del Departamento de Estado a la isla en 38 años.

“Estamos esperando que los cubanos levanten las restricciones de viaje para tratar de elevar nuestro personal diplomático”, dijo el funcionario en una conferencia telefónica.

El Departamento de Estado aclaró más tarde que se refería a las restricciones a los funcionarios estadounidenses, que en general no pueden salir de La Habana salvo en ocasiones especiales. Lo mismo aplica para los delegados cubanos en Washington.

La fuente dijo que Estados Unidos espera restablecer su embajada en La Habana “en los próximos meses”. Después de la ruptura de relaciones, la embajada estadounidense se había convertido en una sección de intereses.

Pero la fuente aclaró que es difícil prever el resultado de las conversaciones, y que todo depende de qué tan lejos quiera llegar Cuba.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su par cubano, Raúl Castro, anunciaron el 17 de diciembre planes para restaurar las relaciones entre ambos, con la vista puesta en acabar con los 54 años de embargo sobre la isla.

En los primeros pasos dados en estas semanas, Cuba liberó 53 presos políticos mientras que Estados Unidos dijo que aliviará algunas restricciones al comercio y la inversión.

Entre los liberados estuvo el ex contratista estadounidense Alan Gross, quien pasó cinco años preso en la isla por intentar conectar a grupos de cubanos a internet fuera del control estatal.

Gross será uno de los invitados de la primera dama Michelle Obama, cuando su marido ofrezca el discurso anual del Estado de la Unión el martes, dijo la Casa Blanca, una señal de que el presidente abordará el tema de Cuba en su alocución.

 

Primera vista

Cuatro senadores demócratas y dos congresistas estadounidenses concluyeron el lunes una visita de tres días a la isla. Fue la primera delegación del Congreso que llega a la isla tras el histórico acuerdo anunciado en diciembre.

Los legisladores se reunieron con disidentes y con el canciller cubano Bruno Rodríguez, pero no fueron recibidos por el presidente Castro.

“Creo que (Rodríguez) está abierto a todos los temas, desde comercio a comunicaciones, hasta establecer relaciones en el tema de agricultura”, dijo el senador demócrata por Vermont, Patrick Leahy

“Sobre cualquiera de los temas ellos están involucrados. No es como si estuviéramos negociando con países con los que estuvimos en guerra”, agregó Leahy.

Los seis demócratas dijeron que las encuestas de opinión muestran que los votantes en Estados Unidos favorecen el cambio de políticas de Obama. Pero el senador de Illinois, Richard Durbin, dijo que será “una carga pesada” convencer a un Congreso dominado por los republicanos de levantar el embargo comercial.

En una carta a Obama más temprano el lunes, 78 expertos en política y ex funcionarios estadounidenses instaron a Obama a trabajar con el Congreso para el levantamiento del embargo comercial contra La Habana.

El funcionario del Departamento de Estado dijo que la esperanza era acelerar el ritmo de las negociaciones con Cuba después de la reunión de esta semana para incluir otras áreas como los acuerdos sobre reclamos de propiedades de cubano estadounidenses y de empresas de Estados Unidos que fueron confiscadas tras la revolución cubana de 1959.

Washington ha dicho que presionará a Cuba para que libere a más presos políticos y elimine las detenciones de corto plazo. Cuba considera a sus disidentes como mercenarios al servicio de Estados Unidos.

“Esto va a ser un tema constante y siempre deberíamos sacarlo a colación”, dijo Leahy.

La fuente de Departamento de Estado dijo que la nueva política de Obama sobre Cuba depende del “consentimiento mutuo” de las partes.

 

Siguientes artículos

No es momento de aliviar sanciones a Rusia: Unión Europea
Por

La UE se unió a Estados Unidos en la imposición de duras sanciones a Rusia por su supuesto apoyo a los rebeldes en Ucran...