Por Maggie McGrath

Levanten sus vasos: la mayor fusión en la historia de la cerveza tiene la bendición del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

El Departamento de Justicia (DOJ) anunció la tarde del miércoles que llegó a un acuerdo con Anheuser-Busch InBev, que permitirá al gigante cervecero adquirir a SABMiller en una fusión por valor de 107,000 millones de dólares (mdd). El acuerdo, que fue anunciado el pasado otoño, casará a algunos de los nombres más grandes en la industria cervecera, incluyendo Budweiser y Corona (marcas de Anheuser-Busch) y Miller Lite y Peroni (marcas de SABMiller).

Naturalmente, una consolidación de este tamaño y alcance llamó la atención de las autoridades antimonopolio, y el acuerdo anunciado el miércoles por la tarde busca sofocar cualquier problema de competencia. Entre los términos del acuerdo se encuentra que: Anheuser-Busch deberá cumplir su promesa de vender la totalidad de las empresas estadounidenses de SABMiller (en un intento preventivo por ahuyentar al Departamento de Justicia, Anheuser-Busch llegó a un acuerdo 12,000 mdd con Molson Coors en noviembre para que adquiriera la participación del 58% de SABMiller en MillerCoors). El Departamento de Justicia dijo que Anheuser-Busch y MillerCoors representan 70% de la cerveza vendida en EU y hasta el 90% de las ventas en ciertos mercados, de ahí la necesidad de la desincorporación requerida.

El acuerdo también prohíbe a Anheuser-Busch instituir programas que limitarían la capacidad de los distribuidores de cerveza independientes para vender cervezas rivales de Anheuser-Busch, como cervezas artesanales de gama alta o cervezas importadas. El Departamento de Justicia dijo que también prohibirá al fabricante de Budweiser la adquisición de los distribuidores o fabricantes de cerveza sin antes examinar los efectos potenciales sobre la competencia en el mercado de la cerveza.

“El remedio nos ayudará a preservar y promover la competencia en el mercado multimillonario de la cerveza en EU”, dijo la asistente de fiscal general adjunto Sonia Pfaffenroth, de la división antimonopolio del Departamento de Justicia, en un comunicado el miércoles por la tarde. “Las dos empresas cerveceras más grandes de Estados Unidos –Anheuser-Busch y MillerCoors– seguirán siendo competidores independientes después de la operación. El acuerdo también conserva la capacidad de las empresas cerveceras más pequeñas –incluyendo a las cerveceras artesanales e importadas– para competir contra Anheuser-Busch para proteger su acceso a las importantes redes de distribución. Los distribuidores independientes que venden cerveza de Anheuser-Busch tendrán la libertad de vender y promover la variedad de cervezas que beben muchos estadounidenses.”

La fusión propuesta ha recibido ya la aprobación regulatoria en 21 jurisdicciones de todo el mundo; todo lo que queda es la aprobación de los reguladores chinos y, por supuesto, la aprobación de los accionistas.

Una vez que las dos empresas se fusionen, se espera que produzcan ingresos combinados de 64,000 mdd, unos 20,000 mdd más que las ventas de Coca-Cola en todo 2015.

Tras la noticia del acuerdo con el Departamento de Justicia, las acciones de Anheuser-Busch subieron hasta 1.4% en operaciones posteriores al cierre. Anualmente, la acción ha perdido alrededor de 1%. SABMiller, que cotiza en Londres, subió apenas 0.03% en operaciones posteriores al cierre.

 

Siguientes artículos

NBA redobla su apuesta por México y traerá dos juegos en 2017
Por

Si bien la NBA realiza un juego de temporada regular en México desde hace tres años, ésta será la primera vez que disput...