La OCDE considera que la interrelación con la economía estadounidense  es el mayor riesgo económico en el panorama actual, por otra parte recomienda al país seguir firme en su agenda de reformas para tener mejores esquemas en la industria energética y en el sistema tributario.

 

 

México mantendrá una tasa inercial de crecimiento de 3.5% en 2013 y 3.7% en 2014, según indican las previsiones de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) en su informe de Estudios Económicos para México, sin embargo, el panorama arroja riesgos relacionados con la economía global y con la implementación de las reformas estructurales planeadas para aprobarse este año.

PUBLICIDAD

“El mayor riesgo para México en este momento es su interdependencia con Estados Unidos, en un escenario en que hay tensiones por la situación de la economía global, sin embargo, el país tiene herramientas disponibles de política monetaria y expectativas macroeconómicas bien ancladas. Creemos que el banco central tiene además municiones disponibles para contingencias”, señaló Sean Dougherty, economista senior para México de la OCDE, durante la presentación del estudio en la Ciudad de México.´

En el evento Pier Carlo Padoan, economista en jefe de la OCDE, explicó que habrá un mejor panorama para México sólo si el país logra mejoras consistentes en materia de productividad.

En materia de cambios estructurales, los representantes del organismo coincidieron en que México requerirá cambios considerables en el esquema tributario, uno de ellos, sugirieron, puede ser la generalización de la tasa del Impuesto al Valor Agregado.

“Sabemos que habría un impacto en la población vulnerable, pero también conocemos que las exenciones de este impuesto favorecen mayormente a la población con ingresos más altos, es necesario reenfocar esos privilegios”, señaló Sean Dougherty.

En materia de reforma energética, la OCDE considera que será necesario que el gobierno genere esquemas para compartir riesgos y cargas de inversión con la iniciativa privada.

“El gobierno deberá buscar nuevas maneras te tener contratos incentivados que ayuden a tener una mayor inversión privada con seguridad para la paraestatal y las empresas”, añadió Carla Valdivia, economista para México de la OCDE.

 

Siguientes artículos

Actividad fabril cae en mayo: Fed Filadelfia
Por

El Banco de la Reserva Federal de Filadelfia dijo que su índice sobre la actividad fabril cayó a -5.2 desde 1.3 en abril...