La vicepresidenta de Estados Unidos (EU) , Kamala Harris, anunció esta mañana la expansión de un programa federal con el objetivo de que las mujeres de bajos recursos puedan tener cobertura médica un año después de dar a luz, en vez de solo dos meses después del parto.

El anuncio de la cobertura médica llega en un momento de debate sobre las altas tasas de mortalidad materna de las mujeres afroamericanas en Estados Unidos, donde ninguna ley federal garantiza una baja pagada por maternidad o enfermedad de un familiar.

Harris explicó que unas 253,000 madres podrán beneficiarse de la nueva política, implementada a través de una expansión del programa Medicaid para personas con bajos recursos y del Programa de Seguro Médico Infantil (CHIP, por sus siglas en inglés).

En concreto, tres nuevos estados (Maine, Minnesota y Nuevo México) se han unido a la expansión de esos programas junto al Distrito de Columbia, de manera que 15 de los 50 estados de EU ya han expandido su cobertura médica.

Eso significa que las mujeres de bajos recursos podrán acceder a la cobertura médica durante un año con posibilidad de exámenes pélvicos, vacunas y otros controles para detectar problemas de salud, algo que antes solo podían hacer durante dos meses.

“Este es solo el principio”, prometió Harris en una conferencia de prensa telefónica.

Lee más: Reconstrucción de ADN resuelve misterio del origen de la peste bubónica

EU expande cobertura médica para mujeres pobres que han dado a luz

Harris, que ha hecho del combate a la mortalidad materna una de sus prioridades, explicó que la falta de cuidados médicos afecta de manera desproporcionada a las mujeres afroamericanas y aquellas que pertenecen a otras minorías, como las hispanas y las nativo americanas.

“Todas las mujeres de nuestra nación, sin importar sus ingresos, sin importar dónde viven, deberían tener un acceso completo a cuidados reproductivos”, argumentó Harris, la primera afroamericana y la primera estadounidense de origen indio o asiático en asumir ese cargo.

El periodo posterior al parto es esencial para que la mujer pueda no solo ocuparse de su hijo sino también recuperarse del embarazo y cuidar de su salud mental, según un informe del Departamento de Salud.

De acuerdo a ese reporte, una de cada tres muertes relacionadas con embarazos ocurren entre una semana y un año después de que las mujeres hayan dado a luz.

Con información de EFE.

Te puede interesar: En opinión del papa Francisco, ‘se ha declarado la Tercera Guerra Mundial’

 

Siguientes artículos

Secretaria de Energía de EU se reunirá con refinerías por alza de precios
Por

Las conversaciones previstas se producen en un momento en que el presidente Joe Biden, presionado por los elevados preci...