Esta noticia fue publicada originalmente el 13 de diciembre de 2018

En Estados Unidos, el tránsito de personas genera más polémica que el de mercancías. Pero durante el período de vida del TLCAN (1994-2017), los inmigrantes mexicanos en el vecino norte crearon cuatro veces más valor que lo que este país exportó a México.

En números, esto se traduce en 13,416 millones de dólares (mdd) que generó la comunidad mexicana a EU en 23 años, mientras que el valor de las exportaciones a México fue de 3,336 mdd.

Así lo revelan los datos del académico de la Universidad de California, Los Angeles (UCLA), Raul Hinojosa-Ojeda.

El experto en política económica de integraciones regionales investiga la riqueza que la inmigración, especialmente de origen mexicano, genera en Estados Unidos.

El valor añadido creado por los empleados, legales e ilegales, con raíces mexicanas incluye conceptos como salarios, impuestos pagados en EU y las utilidades de sus empleadores.

Hinojosa-Ojeda reconoce que hay una relación directa entre el comercio detonado a raíz del tratado y el nivel de ocupación.

De acuerdo con sus números, las exportaciones derivadas del TLCAN crearon más de 9.38 millones de puestos de trabajo en promedio. Los trabajadores inmigrantes en este periodo llegaron a los casi 75.5 millones en total, un 31.5% de los cuales eran indocumentados.

“Las exportaciones crean empleos. Pero el punto es que la inmigración también, porque compran productos y servicios, y este consumo genera más empleo”, explica el académico a Forbes México.

A esta demanda se suman las remesas a sus países de origen.

En el caso de los mexicanos, durante los años de TLCAN mandaron 425,552 mdd a México, casi la mitad de las remesas totales (1,005,257 mdd) que salieron de EU.

“El 10% de los salarios que cobran lo mandan al extranjero, lo que es positivo porque en México aumenta la demanda de productos y esto incrementa las exportaciones de EU”, explica el profesor Hinojosa-Ojeda.

Foto: Cortesía Erik++ en Creative Commons.

Globalización de personas vs globalización de mercados

La llegada de inmigrantes procedentes del sur es uno de los asuntos que Estados Unidos y el nuevo gobierno de México deberán abordar con más urgencia, según diferentes expertos consultados por Forbes México.

Este miércoles, el presidente López Obrador informaba de que había conversado con su homólogo estadounidense sobre la necesidad de invertir en el desarrollo de los países del Triángulo Norte y de México.

El plan del gobierno mexicano consiste en atacar las causas que provocan la salida forzada de centroamericanos y mexicanos hacia EU.

Este lunes, México, Guatemala, Honduras y El Salvador materializaron esta estrategia en el Plan de Desarrollo Integral (PDI), que presentaron en la Conferencia Intergubernamental para el Pacto Mundial sobre Migración de las Naciones Unidas, en Marruecos.

 

Para más contexto:

López Obrador habla con Trump sobre tema migratorio

 

Siguientes artículos

Mientras México rediseña sus billetes, China ya paga todo con el celular
Por

En las grandes urbes de China, la población realiza a diario pagos móviles tanto en el comercio formal como en el inform...