Reuters.- Estados Unidos aplicó una amplia gama de sanciones a Rusia para castigarla por la supuesta interferencia en las elecciones presidenciales de 2020, el ataque de piratas informáticos, el acoso a Ucrania y otros actos “maliciosos”.

Entre las medidas también puso en la lista negra a empresas, expulsó diplomáticos y aplicó límites al mercado de deuda soberana rusa. El gobierno podría imponer nuevas medidas, aunque Washington no quiere hacer escalar la situación, dijo el gobierno.

Moscú reaccionó airadamente, diciendo que esto eleva peligrosamente la temperatura entre los dos países, y convocó al embajador de Estados Unidos para lo que dijo que sería una conversación seria.

El presidente Joe Biden promulgó un decreto que autoriza al gobierno estadounidense a sancionar a cualquier sector de la economía rusa y lo usó para restringir la capacidad de Rusia de emitir deuda soberana, con el fin de castigar a Moscú por interferir en las elecciones presidenciales de 2020.

Te puede interesar: Cumbre Putin-Biden depende de comportamiento de EU: Kremlin

Biden prohibió a las instituciones financieras estadounidenses participar en el mercado primario de bonos soberanos rusos denominados en rublos desde el 14 de junio. Los bancos estadounidenses tienen prohibido participar en el mercado primario de bonos soberanos no denominados en rublos desde 2019.

El Departamento del Tesoro también incluyó en la lista negra a 32 entidades e individuos que, según dijo, habían llevado a cabo intentos dirigidos por el gobierno ruso para influir en las elecciones presidenciales de 2020 y otros “actos de desinformación e interferencia”.

El Tesoro también sancionó a ocho individuos asociados con la ocupación y represión en curso de Rusia en Crimea, que Moscú anexó en 2014.

La Casa Blanca informó por su parte la expulsión de 10 diplomáticos de la misión rusa en Washington, incluyendo a representantes de los servicios de inteligencia y, por primera vez, nombró formalmente al Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia (SVR) como autor del ataque informático contra SolarWinds Corp.

Rusia niega haberse inmiscuido en las elecciones estadounidenses, orquestado el ciberataque que se valió de SolarWinds Corp para penetrar en las redes del gobierno de Estados Unidos o haber utilizado un agente nervioso para envenenar al crítico del Kremlin Alexei Navalny.

También ha rechazado las acusaciones de poner recompensas por soldados estadounidenses en Afganistán.

“Hemos advertido en repetidas ocasiones a Estados Unidos sobre las consecuencias de sus medidas hostiles, que elevan peligrosamente la temperatura de la confrontación entre nuestros países”, dijo a la prensa la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores Maria Zakharova.

Agregó que aunque Biden ha hablado con el presidente Vladimir Putin sobre su interés en normalizar las relaciones, las acciones indican lo contrario.

Rusia convocó al embajador de Estados Unidos, dijo, y añadió: “No va a ser una reunión agradable para él”.

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

Juegos Olimpicos Tokio 2020 coronavirus_medidas_reducción_costo_millones_dólares
¿Se cancelarán los Juegos Olímpicos de Tokio? Alto funcionario lo sugiere
Por

El secretario general del Partido Liberal Democrático de Japón declaró que los Juegos Olímpicos deben cancelarse definit...