Pese a la contracción del PIB de EU en el primer trimestre, la economía mexicana mostró resistencia y competitividad en su sector manufacturero.

 

La economía mexicana será impulsada por Estados Unidos en el segundo semestre del año, pese a que ésta se contrajo 2.9% en el primer cuarto del año, considera Bank of America Merrill Lynch.

En la presentación de sus perspectivas para la mitad del año, el economista en jefe para México del banco, Carlos Capistrán, dijo que el dato más reciente del PIB de Estados Unidos también muestra la resistencia de la economía mexicana y su competitividad en las manufacturas.

PUBLICIDAD

“Hace falta que las empresas y los consumidores cambien de sentimiento, no estamos tan mal como creíamos”, agregó Carlos Capistrán, quien considera que los peores datos para México salieron el año pasado.

También dijo que el resultado del IGAE, el cual indica el repunte de la actividad económica más alto desde noviembre de 2012, no significa necesariamente que inicie un ciclo de crecimiento mayor, pero destacó que el sector externo y gasto interno serán los dos motores en la segunda mitad de este año y de 2015.

Respecto al gasto público, el economista de BofA recordó que existe un rezago de seis meses entre la inversión que ejerce el gobierno y el efecto en la economía real, pero advirtió que “si las empresas siguen preguntando dónde está el gasto de gobierno, sería preocupante”.

 

Reformas

El atraso en la aprobación de las leyes secundarias de las reformas energética y de telecomunicaciones no preocupa demasiado al banco de inversión, pues ve una discusión política normal y prevé que ambas legislaciones sean aprobadas a mediados de julio o agosto.

Sobre las conclusiones de un estudio de la Universidad de Oxford, en la que afirma que las metas de producción de petróleo son “irreales”, Carlos Capistrán señaló que el objetivo de producción de 3.5 millones de barriles al día es factible.

 

Política de Banxico, con pocos efectos

El sorpresivo recorte de la tasa de referencia que anunció el Banco de México (Banxico) el pasado 6 de junio podría tener pocos efectos sobre la economía mexicana en cuanto a reducción de tasas.

“Entre menos concentrado esté el sector bancario, más potente será la política monetaria del Banco de México”, dijo Carlos Capistrán.

Asimismo, señaló que el riesgo de que se mantengan las tasas reales negativas es que la gente puede sacar su dinero de los bancos en busca de más rendimientos y lo inviertan en proyectos menos confiables.

Bank of America Merrill Lynch recortó su expectativa de crecimiento para México de 3% a 2.6% para 2014, una décima porcentual menos que la meta de la Secretaría de Hacienda y Crédito (SHCP), de 2.7%

 

 

Siguientes artículos

Infanta Cristina, cerca de enfrentar juicio por corrupción
Por

Los dictámenes de la corte de Palma de Mallorca se formalizan a casi una semana de que el rey Juan Carlos abdicara en fa...