La mejoría en el índice de confianza del consumidor y el mercado inmobiliario remarcaron la capacidad de la economía de Estados Unidos para hacer frente a la actual volatilidad, señal que será vista por la Reserva Federal como positiva.

 

Reuters

La confianza del consumidor estadounidense mejoró en enero pese a un desplome de los mercados bursátiles, mientras que los precios de las viviendas subieron en noviembre, lo que sugiere una fortaleza subyacente en la economía pese a una marcada desaceleración en meses recientes.

El grupo privado The Conference Board dijo que su índice de confianza subió a 98.1 este mes frente a 96.3 en diciembre debido a que los hogares desestimaron la ola vendedora en los mercados bursátiles y se enfocaron en el fortalecimiento del mercado laboral.

“Los hogares permanecen bastante optimistas por las perspectivas económicas y, dada la importancia del gasto del consumidor en la actividad doméstica en general, la resiliencia de la confianza del consumidor será vista por la Reserva Federal como buena noticia”, comentó el economista de TD Securities Millan Mulraine, en Nueva York.

La fortaleza del mercado laboral, marcada por una tasa de desempleo de 5%, llevó a la Reserva Federal a elevar las tasas de interés en diciembre por primera vez en casi una década.

Otro reporte mostró que el índice compuesto de precios de casas de S&P/Case Shiller de 20 áreas metropolitanas subió 5.8% en el año hasta noviembre, que se suma a un incremento de 5.5% en octubre.

Los precios de las viviendas subieron 0.9% en noviembre frente a octubre, sobre una base desestacionalizada. Los precios de las casas en Dallas, Denver y Portland, Oregon, cotizan ahora a niveles récord, según el reporte.

No obstante, los precios permanecen 4.8% por debajo de su nivel de julio de 2006, antes del desplome del mercado inmobiliario.

Las acciones estadounidenses subían el martes, impulsadas por una recuperación del precio del crudo y ganancias trimestrales mejores a lo esperado de 3M Co y Procter & Gamble Co. El dólar se depreciaba frente a una cesta de monedas y los precios de los bonos del Tesoro del Gobierno de Estados Unidos caían.

En un informe separado, la firma de servicios de información financiera Markit dijo que su índice preliminar de gerentes de compras (PMI) en el sector de servicios de Estados Unidos bajó a 53.7 este mes, la lectura más débil desde diciembre de 2014, frente a 54.3 en diciembre.

Y en un cuarto reporte, la Fed de Filadelfia dijo que su índice de condiciones de negocios no manufactureros cayó en tres puntos, a 21.4, en enero. Las firmas informaron de un declive en los nuevos pedidos recibidos, una reducción de los libros de pedidos y de las ventas.

 

Siguientes artículos

Walmart
Ventas a tiendas iguales de la ANTAD crecen 6.7% en 2015
Por

El presidente de la ANTAD, Vicente Yáñez, dijo que las ventas a tiendas totales registraron un crecimiento de 10.3% anua...