El departamento de Justicia de Estados Unidos demandó este domingo al estado de California por la aprobación de una ley que pretende preservar la neutralidad en la red.

El presidente de este estado, Jerry Brown, había firmado la Ley de Neutralidad en la Red y Protección del Consumidor de Internet horas antes de la reacción contraria del gobierno federal, que la considera contraria a su actual política desregulatoria.

Según se explica en el preámbulo de la norma, la ley 822, se prohíbe que los proveedores de Internet fijos o móviles realicen ciertas actividades que afecten al tráfico en la red. Por ejemplo, que bloqueen el acceso a contenidos o servicios que son legales.

Desde finales de 2017, con la llegada de la Administración Trump al poder, el regulador de las comunicaciones federal, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC por sus siglas en inglés), adoptó una política desreguladora en relación con el acceso y consumo de Internet.

PUBLICIDAD

Para ello, derogó las previsiones vigentes hasta el momento que garantizaban que los proveedores de Internet trataban por igual todos los datos que circulaban en la red, sin privilegios a determinados usuarios o hacia determinados contenidos..

La FCC se ganó tanto los aplausos del sector como los abucheos de ciudadanos que salieron a protestar en las calles San Francisco o Washington.

El gobierno federal considera que la ley californiana pretende imponer restricciones legales a este acceso libre de restricciones, “lo que es ilegal y va en contra del consumidor”, afirma.

“Los estados no regulan el comercio interestatal, lo hace el gobierno federal. Otra vez, la legislatura californiana intenta frustrar la política federal. El Departamento de Justicia no debería malgastar tiempo y recursos en esta demanda, pero tenemos el deber de defender las prerrogativas del gobierno federal”, afirmó el fiscal general Jeff Sessions.

El director general de la FCC, Ajit Pai, también manifestó su satisfacción con la acción emprendida por el gobierno.

“La regulación de California no solamente es ilegal, sino que perjudica a los consumidores. La ley prohíbe varios planes de datos gratuitos, lo que permite a los consumidores descargar videos, música, y otros sin restricciones”, dijo.

“Espero trabajar con mis colegas y el departamento de Justicia para asegurar que el Internet se mantendrá libre de regulaciones federales o estatales, y seguirá siendo del dominio de los ingenieros, emprendedores y tecnólogos, no abogados y burócratas”, añadió.

 

Siguientes artículos

La nueva herramienta de Netflix para que elijas el final de tu serie preferida
Por

Esto será gracias a Interactive TV, un producto de Netflix y que quiere implementar a finales de este año de la mano de...